ABC Internacional: Presidencia de PPK marcada por escándalos de corrupción

shadow

 

MADRID.- El diario español ABC Internacional , señala que el  presidente Pedro Pablo Kuczinski se convirtió en otra víctima más del escándalo de corrupción más sonoro de los últimos años, protagonizado por la empresa constructora brasileña Odebrecht y media docena de mandatarios de América Latina.

Recuerda que “el pasado mes de noviembre, era el propio Marcelo Odebrecht, expresidente ejecutivo y empresario de la constructora brasileña quien reveló que el presidente peruano había trabajado como consultor para su empresa después de dejar su puesto en el gobierno de Alejandro Toledo (2001-05). Era una de tantas confesiones que hizo para poder acortar su condena en prisión”.

Sin embargo, Kuczinski que, a través de su cuenta de Twitter, negó haber sido asesor de Odebrecht y que los brasileños le hubieran financiado su campaña en 2011 y el 2016.

Un mes más tarde, la constructora envió una carta a la comisión investigadora del caso «Lavajato» presidida por Rosa María Bartra (del partido de Keiko Sofía Fujimori) en la que revelaba que Kuczynski trabajó como consultor para ellos y recibió 782.000 dólares a través de la empresa Westfield Capital, donde figura como socio único.

Odebrecht señaló que Kuczynski percibió cuatro pagos por un total de 782.207.28 dólares entre 2004 y 2007, etapa en la que el actual presidente de Perú fue ministro de Estado del gobierno de Alejandro Toledo (2001-2006).

La sombra de la sospecha se cernía sobre la carrera del político que llevaba un año y medio en el poder. Lo que le llevó a sufrir su primera moción de censura, de la que salió airoso ya que diez diputados, cercanos a Keinji Keiko Fujimori, se abstuvieron.

Indulto a Fujimori

Tres días después de sobrevivir a la moción de censura, se producía un nuevo escándalo que le salpicaba directamente: el presidente peruano otorga el indulto, por razones humanitarias, a Alberto Fujimori, condenado a 25 años de prisión por varios delitos de lesa humanidad.

Muchos vieron relación directa entre la votación que le mantuvo en el cargo y el posterior indulto. A la crítica política se sumó la social ante la liberación de un «criminal».

Pero la tormenta no amainó. El caso de Odebrecht seguía revelando datos y apretaba más el nudo en el cullo del mandatario peruano, hasta el punto que este jueves debía enfrentarse a una segunda moción de censura, que le podía hacer caer.

Compra de votos

Pero antes de eso, nuevas revelaciones han precipitado su salida de la presidencia, esta vez por decisión propia. Con la prueba de unos vídeos grabados en secreto, el partido de Keiko Sofía Fujimori denunció a su hermano Kenji Gerardo de comprar votos en el Congreso a cambio de prebendas con el fin de evitar la destitución del presidente de Perú, Pedro Pablo Kuczynski.

Los vídeos fueron grabados por el congresista de Fuerza Popular, Moisés Mamani, quien sorprendió a los congresistas Kenji Gerardo y Bienvenido Ramírez ofreciendo un almuerzo con Kuczynski y diversos favores del Gobierno con el objetivo de que este jueves votase en contra de la destitución del mandatario peruano.

«A los que han votado por la vacancia (moción de censura), a todos ellos les han cerrado las puertas, los han golpeado, y al presidente una vez que no lo vaquen, se va a quedar hasta 2021, los que van a trabajar somos nosotros porque (el grupo parlamentario del presidente) no tiene congresista por Puno», señaló Kenji Fujimori en el vídeo difundido por el partido de su hermana en el Congreso.(ECHA- Agencias)