Alumnos de la escuela de Parkland marcharán al Congreso exigiendo cambios en leyes sobre armas

shadow

 

FLORIDA.- Un centenar de estudiantes de la escuela secundaria “Marjory Stoneman Douglas” donde se registró el último tiroteo,  viajarán a Tallahassee para marchar este miércoles al Capitolio estatal demandando cambios en leyes sobre posesión y uso de armas de fuego.

En la  protesta organizada del movimiento #NeverAgain demandan que los legisladores de Florida empleen las tres semanas restantes de la sesión anual para revisar las leyes estatales sobre salud mental y armas de fuego, con el objetivo de evitar que se repita el tiroteo en la escuela de Parkland que dejó 17 muertos.

“Es necesario que admitan que deben dejar de pelear entre ellos y comiencen a trabajar unidos”, dijo Jaclyn Corin, de 17 años, presidenta de segundo año de secundaria y superviviente del tiroteo, quien concibió la idea para el viaje de dos días. “Esta tiene que ser la última escuela donde sucede esto”.

Los estudiantes y unos 15 padres acompañantes viajarán a Tallahassee en autobús el martes antes de las reuniones de pequeños grupos con los legisladores que tendrán lugar el miércoles, y regresarán ese mismo día.

Se van después del funeral matutino de Carmen Schentrup, de 16 años, quien murió cuando su ex compañero de clase, Nikolas Cruz, mató a estudiantes y profesores con un AR-15 el día de San Valentín.

El grupo de estudiantes pasará la noche en el Centro Cívico de Tallahassee como invitado de la Universidad Estatal de Florida. Esperan usar el viaje en autobús para ultimar los detalles de la legislación que quisieran ver implementada.

Se han programado reuniones con la fiscal general Pam Bondi, el presidente del Senado Joe Negron, el presidente de la Cámara de Representantes Richard Corcoran y con legisladores demócratas tanto de la Cámara como del Senado, dijo Claire VanSusteren, quien está ayudando a organizar el evento junto a la senadora Lauren Book, demócrata de Plantation.

También esperan tener una reunión con el gobernador Rick Scott, dijo VanSusteren.

Corin dijo que ella y sus compañeros de clase quieren que el estado prohíba las armas de asalto y los cargadores de gran capacidad. También exigen que sea más difícil para las personas con antecedentes de enfermedad mental el acceso legal a las armas.

“Hacemos hincapié en la necesidad de prestar más atención a la salud mental. Sabemos que muchas personas y políticos preferirían eso al control de armas, pero queremos enfatizar ambas”, dijo Corin.

“No queremos quitarles a las personas sus derechos a las armas. Este movimiento entiende que las personas tienen ese derecho bajo la Segunda Enmienda, solo queremos correcciones y restricciones”. (ECHA-Agencias)