Animales silvestres: ¿Por qué evitar criarlos como mascotas?

shadow

 

Muchas personas consideran a los animales silvestres como mascotas sin tomar en cuenta que estas especies, ofrecidas por comerciantes ilegales, no están preparadas para sobrevivir lejos de su entorno natural y, por lo tanto, corren el riesgo de morir, señaló Rosa Vento, experta del Servicio Nacional Forestal y de Fauna Silvestre (Serfor).

La especialista sostuvo que hace falta sensibilizar a la población desde el hogar y la escuela para que se comprenda que las especies extraídas de su hábitat, muchas veces empleando la violencia, padecen un deterioro en su salud que se suele incrementar en su convivencia con las personas.

Aves, mamíferos, insectos son generalmente transportados en cajas y bolsas, y en pésimas condiciones de salubridad y alimentación, lo cual incrementa los niveles de estrés de estos seres vivos al punto de debilitarlos al extremo y volverlos agresivos.

El problema se agudiza cuando al tenerlos en casa se desconoce cómo alimentar a estos animales y al entregarles comida a la que no están acostumbrados, llegan a enfermarse y morir. Además, en su contacto con las personas pueden contagiarlas con enfermedades o matarlas por la inyección de veneno u otra sustancia tóxica tras una mordida o picadura.

La experta de Serfor comentó que a los traficantes solo les interesa ganar dinero y no tienen ningún tipo de consideración ni cuidado para conseguir las especies, por lo que esta ilícita actividad contribuye a su extinción.

El comercio ilegal es la segunda causa de la desaparición de la fauna silvestre, después de la reducción acelerada y pérdida de su hábitat como consecuencia de la deforestación, desertificación, contaminación de la tierra, ríos, lagos y lagunas por vertimiento de relaves mineros y derrames de petróleo, extensión descontrolada de la frontera agrícola, entre otros agentes nocivos.

Rosa Vento refirió que hay al menos un centenar de especies silvestres de diverso tipo en el Perú que corren peligro de extinción. La legislación vigente establece una pena de cinco años de cárcel para quienes se dediquen al tráfico ilegal, recordó.

La especialista de Serfor afirmó que en la medida que se tome conciencia ciudadana sobre la importancia de preservar la biodiversidad que ostenta el Perú y dejar de ver a las especies silvestres como mascotas, se desactivará la demanda que alienta el tráfico de estos animales.

En tal sentido, Serfor indicó que como parte de la estrategia nacional para enfrentar el tráfico ilegal de fauna silvestre se tiene previsto desarrollar campañas de sensibilización social e incluir en la enseñanza escolar este tema para construir una ciudadanía ambiental que ayude a proteger a estas especies vulnerables.

Andina / Foto: EFE

https://www.facebook.com/cronicavivaprensa/