ANP rechaza acciones repudiables para acallar a prensa independiente en San Martín

shadow

 

La Asociación Nacional de Periodistas del Perú (ANP) se ve en el deber de expresar su firme rechazo a las actitudes de aquellos funcionarios del Estado que con prepotencia y alevosía vienen adoptando acciones repudiables que tienen como propósito amordazar al periodismo independiente y crítico, el mismo que ha dado y está dando a conocer las más graves irregularidades perpetradas en perjuicio del erario nacional y de los intereses de la nación.

En ese sentido alerta y apoya a quienes al interior del país, en donde es visible el maridaje entre gobernantes y administradores de justicia, exponen su integridad física, su derecho a informar con libertad o inclusive la estabilidad de los medios de comunicación en los que trabajan.

Lo anterior guarda relación con la actuación de Miguel Angel Calderón Paz, actual jefe de Imagen Institucional del Gobierno Regional de San Martín, quien siguiendo los métodos mafiosos del régimen fujimontesinista, pretende condicionar a los periodistas que cumplen legítimamente con su rol de fiscalizar la función pública.

La Oficina de los Derechos Humanos del Periodistas, órgano descentralizado de la Asociación Nacional de Periodistas del Perú, ha tomado conocimiento de la difusión de un audio grabado a inicios del año en curso en donde se escucha a Calderón en diálogo con otro funcionario, subrayar lo siguiente: “Es un encargo del gobernador (…) queremos coordinar sobre los medios de comunicación. No hay que darle nada a Génesis (Génesis Tuesta Vela). Nada, nada, nada… ni las gracias”.

En otro pasaje de la conversación señala sobre el otorgamiento de la publicidad oficial en San Martín: “Quieres que te demos… vamos conversando… te portas bonito y te damos (…)”.

Añade: “Ahora si me empiezas a sacar la mie… te corto pues… pero te corto en todo. No vas recibir ni diez céntimos del Gobierno Regional de San Martín”.

Ante lo revelado la ANP demanda del Ministerio Público que actúe de oficio ante hechos de esta naturaleza que según trasciende se viene repitiendo en otros gobiernos regionales del país.