Banco Mundial rebaja a 2,0 % pronóstico de crecimiento de América Latina en 2018

shadow

 

El Banco Mundial informó que rebajó su pronóstico de crecimiento económico para América Latina y el Caribe en el 2018, a un 2,0 por ciento desde el 2,1 por ciento anterior.

La reducción obedece en parte a la desaceleración esperada en las dos grandes economías del mundo, Estados Unidos y China, indicó el prestamista con sede en Washington en su emblemático informe de Perspectivas Económicas Mundiales.

El Banco Mundial dijo que la región necesitará depender de fuentes domésticas de crecimiento más que en años anteriores, debido a que no se prevé una continuación de las ganancias en algunos precios de las materias primas y por la desaceleración de China y Estados Unidos en 2019 y 2020.

“De hecho, nuestro escenario base para una aceleración del crecimiento regional se apoya en el fortalecimiento del consumo privado y la inversión, particularmente en los países de la región expuestos a las materias primas”, precisó.

Hacia el 2019, el Banco Mundial proyecta un crecimiento para América Latina y el Caribe del 2,6 por ciento, una mejoría de 0,1 puntos porcentuales con respecto al informe publicado en junio de 2017.

La institución dijo que estima que la demanda doméstica responderá a un fortalecimiento de la confianza; a los relativamente bajos niveles de inflación y a las condiciones financieras que aunque están un poco más restringidas siguen dando apoyo.

El Banco Mundial estima una expansión económica del 0,9 por ciento para la región en el 2017, la primera tasa positiva desde 2014.

Los riesgos para la aceleración del crecimiento regional están concentrados en la incertidumbre en torno al manejo de las políticas económicas, los desastres naturales, a un aumento del proteccionismo comercial en Estados Unidos y a un mayor deterioro en las condiciones fiscales de cada país.

El Banco Mundial estima una expansión del 2,0 por ciento para Brasil en el 2018, desde el 1,0 por ciento estimado para 2017.

México, la segunda mayor economía de la región, podría acelerar su crecimiento en el 2018 a un 2,1 por ciento, desde el 1,9 por ciento estimado para el 2017.

El crecimiento de Argentina alcanzaría el 3,0 por ciento en 2018, lo que representa una revisión a la baja de 0,2 puntos porcentuales con respecto a las proyecciones de mediados del año pasado, señaló el banco.

Venezuela reportaría el peor comportamiento de la región en el 2018, con una contracción del 4,2 por ciento, desde la caída del 11,9 por ciento estimada para 2017. (Agencias)