Basombrío anuncia estrategia de lucha contra armas ilegales

shadow

 

El Plan Integral contra portadores de armas ilegales, que se lanzará la próxima semana, se aplicará tras culminar la prórroga del proceso de regularización de licencias de armas de fuego vencidas, previsto para este martes y que no tendrá más ampliaciones.

“Desde que llegamos al ministerio tuvimos la clara convicción de que había que acabar con las armas ilegales en el Perú. Hay que reducir ese mercado al máximo posible, pues en el país circulan miles de armas ilegales de distintos orígenes”, declaró al respecto el ministro del Interior, Carlos Basombrío.

Informó que el proceso resultó exitoso al haberse identificado 183,997 licencias que serán canceladas porque no fueron renovadas hasta hoy.

Sus titulares deberán internar de manera temporal el arma en la Sucamec y luego tienen dos alternativas: transferir (vender) el arma si consiguen un comprador con licencia vigente, o recuperar el arma sacando su licencia como un usuario nuevo.

Luego de la depuración realizada, se detalló que a la fecha hay 390,157 armas con licencia registrada en Sucamec, mientras los permisos que ya están vencidos llegan a 207,172.

“Hemos hecho todo lo que se puede hacer para separar a legales de ilegales. Ahora vamos contra los ilegales, y contra ellos vamos a ir con todo. Portar un arma ilegal es cárcel por delito flagrante. La pena es de seis años a más de prisión efectiva”, ratificó Carlos Basombrío en la sede de Sucamec, en Magdalena, donde se presentó el balance sobre el registro de armas legales en el país.

No queremos policías cuidando carros

El ministro resaltó el acuerdo suscrito con la Asociación de Bancos del Perú (Asbanc) para que los policías en sus días de franco o en vacaciones ofrezcan el servicio de seguridad a estas entidades.

Carlos Basombrío aclaró que el convenio es entre la Policía y los bancos, es decir, el agente es asignado al lugar por su institución, por lo que continúa trabajando para el Estado.

 “No queremos policías cuidando carros. Eso no lo vamos a permitir. Ellos siguen siendo policías a tiempo completo”, señaló tras reiterar que el contrato prevé un seguro en caso de lesiones en el cumplimiento de su labor.

Carlos Basombrío indicó que convenios como este reforzarán la vigilancia ciudadana al existir más policías en las calles.

Así los servicios policiales extraordinarios podrán ser contratados por municipios, por ejemplo, para reforzar el patrullaje integrado, o centros comerciales, colegios, universidades e industrias estratégicas.

Foto internet