Brasil: Implacable búsqueda de 112 presos que fugaron en sangriento motín

shadow

 

RÍO DE JANEIRO.-  Las autoridades lanzaron una implacable búsqueda de los 112 presos que escaparon del penal de Manaos durante el motín sangriento que  terminó con 56 muertos, muchos de ellos decapitados.

El gobierno de Amazonas reportó la fuga de 112 presos del Complejo Penitenciario Anisio Jobim (Compaj), donde estalló el motín entre el domingo y el lunes, y de 72 internos del Instituto Penal Antonio Trindade (Ipat), una unidad de detención preventiva dentro del mismo recinto.

Según las últimas informaciones disponibles, sólo 40 de estos 184 fugitivos fueron recapturados.

La policía bloqueó las principales vías de acceso a las prisiones en medio de un vasto dispositivo de búsqueda en la región, donde se han extremado las medidas de seguridad y vigilancia.

La rebelión se desató el domingo por la tarde en el Compaj, en una zona periférica de Manaos, tras un choque entre dos grupos criminales: el Primer Comando de la Capital (PCC), originario de San Pablo,  el grupo local Familia del Norte (FDN) y el  Comando Vermelho, en una asonada sangrienta contenida recién 15 horas después.

Las autoridades constataron entonces que varios de los muertos habían sido decapitados y calificaron el episodio como la mayor matanza cometida en una prisión de la Amazonía, cuya capital es Manaos.

Es además la mayor matanza en una prisión brasileña desde la masacre en el presidio de Carandirú, en San Pablo, cuando una operación policial para controlar un motín acabó con 111 presos muertos, en 1992.

El episodio es investigado como una “venganza” de la FDN, que disputa las redes del narcotráfico en la región del estado de Amazonas, contra el PCC, una poderosa organización nacida a inicios de la década de 1990 en una cárcel paulista. (ECHA- Agencias)