Carmen Aristegui emitirá programa por un periodismo “sin censura”

shadow

 

MÉXICO.- La periodista mexicana Carmen Aristegui regresará a partir del próximo lunes con un programa de información diario que transmitirá a través de su página web y con el que pretende hacer un “un periodismo libre” y luchar “contra la censura” en México.

“¿De verdad creyeron que nos iban a callar?”, alega la leyenda que presenta el vídeo promocional del espacio informativo, que será transmitido a través del portal de Aristegui Noticias.

En el vídeo aparece Aristegui hablando a cámara en el emblemático Paseo de la Reforma de Ciudad de México, delante de una columna con una pintada alusiva a los 43 estudiantes de magisterio desaparecidos en septiembre del 2014, un caso que ha dañado gravemente la imagen de las autoridades mexicanas y del presidente Enrique Peña Nieto.

Contra la censura, la corrupción y el autoritarismo que indignan a la sociedad, México necesita periodismo libre e independiente”, afirma la comunicadora.

Aristegui, quien presenta a diario un programa televisivo de entrevistas de difusión continental en CNN en Español, fue despedida en marzo del 2015 de la cadena de radio MVS tras destapar con su equipo el escándalo de la “Casa Blanca”, como fue bautizada una lujosa casa comprada por Angélica Rivera, esposa de Peña Nieto, a un contratista del Gobierno.

La periodista mantiene un litigio con la empresa radiofónica a raíz de ese despido, sobre el que el Grupo de Trabajo de la ONU sobre Empresas y Derechos Humanos aseguró en septiembre pasado que se cometió una “grave violación de derechos humanos”.

En respuesta a una contradenuncia de MVS contra Aristegui, el 7 de noviembre las partes informaron de que el Tribunal Superior de Justicia de la Ciudad de México dictaminó que la comunicadora causó daño moral al presidente de la compañía, Joaquín Vargas Guajardo, en el prólogo de un libro que se publicó sobre la “Casa Blanca”, que amplía el contenido del reportaje de la discordia.

Seis días después cinco personas allanaron las oficinas de Aristegui y se llevaron un ordenador donde había documentos e información de la sección de reportajes de investigación.

El 1 de diciembre la periodista calificó de “hecho intimidatorio” lo sucedido y criticó a las autoridades por filtrar a algunos medios de comunicación información sobre el suceso, cuando ella lo había mantenido en reserva para no perjudicar las investigaciones de la fiscalía.

El anuncio del regreso de Aristegui con un programa diario en México fue recibido con furor en las redes sociales.

En Twitter, las distintas publicaciones del vídeo promocional sumaron en menos de un día más de 10,000 retuits y unos 10,000 “me gusta”, en Facebook el material tuvo 141,000 reproducciones y 131 comentarios y fue compartido 1,811 veces, y en YouTube logró cerca de 20,000 visualizaciones.