Champions League: PSG asusta, Chelsea se exhibe y el United arrasa

shadow

 

El París Saint Germain logró una victoria de prestigio frente al Bayern Múnich (3-0) con la que dio un golpe de la mesa para asustar en Europa, en una jornada de la Liga de Campeones en la que el Chelsea se exhibió ante el Atlético (1-2) y el Manchester United arrasó al CSKA Moscú (0-4).

Parece que este año los millones de euros invertidos en el conjunto parisino sí que van a surtir efecto. El París Saint Germain tiene muy buena pinta, pero hasta hoy prácticamente sólo se había enfrentado a equipos menores. El Bayern Múnich, era una prueba de fuego.

El cuadro alemán, siempre aterrador en el continente, parece que está cumpliendo un ciclo. Sus jugadores van cumpliendo años y se notó en el Parque de los Príncipes. El equipo de Unai Emery, por contra, es un ciclón. Tiene una buena mezcla de jugadores estelares que pueden llegar lejos en la competición.

Entre Neymar, Edinson Cavani, Dani Alves y Kyliam Mbappé, pasaron por encima de un gran equipo como el de Carlo Ancelotti. Se exhibieron y empezaron muy pronto, en el segundo minuto, con un tanto de Alves tras una asistencia de Neymar.

Aunque el Bayern intentó reaccionar con varios ocasiones de Thomas Müller, Javi Martínez y Robert Lewandowski, apareció Cavani para hacer el segundo a 15 minutos del final del primer tiempo. En esta ocasión, Mbappé se convirtió en el asistente de lujo.

Neymar consiguió su premio en la segunda parte, con un gol de pillo de área tras un jugadón de Mpappé por la zona derecha del área del Bayern. Fue el colofón a tres puntos que elevaron al PSG a la primera posición del grupo B, en el que el Celtic ganó 0-3 al Anderlecht y se metió en la pelea por la segunda plaza con el cuadro bávaro.

En el otro partido atractivo de la jornada, el Atlético de Madrid chocó contra un gran Chelsea y se llevó una victoria dolorosa en el descuento con un tanto de Michy Batshuayi que dejó sin puntos al cuadro rojiblanco.

El equipo de Antonio Conte dominó muchas fases del duelo, sobre todo la primera parte, en la que, sin embargo, salió victoriosa la escuadra de Simeone con un gol de penalti de Antoine Griezmann. Antes, el poste evitó el gol del Chelsea tras un disparo de Eden Hazard.

Morata, que ya avisó en los primeros 45 minutos, acertó en el segundo acto con un cabezazo que no pudo salvar Jan Oblak. El exjugador del Real Madrid se llevó el honor de marcar el primer tanto rival en el flamante nuevo estadio Wanda Metropolitano.

Morata está en racha. Es feliz en Londres y se nota. Este miércoles, lo sufrió el Atlético de Madrid, que con un punto es tercero en el Grupo C y parece que su rival para clasificarse será el Roma. La culpa la tuvo un buen equipo, el efecto Morata y un tanto doloroso en el descuento.

Antes, por la tarde, el Roma impuso la lógica para ganar al Qarabag 1-2 en un choque gris y de oficio que sacó adelante el cuadro transalpino con los tantos de Edin Dzeko y Manolas. El resultado, justo, elevó a los italianos hasta la segunda plaza por detrás del Chelsea con cuatro puntos.


Con paso firme en la competición, como el Chelsea, también camina el Manchester United, que ganó 1-4 en el estadio del CSKA Moscú. Los hombres de José Mourinho no tuvieron piedad de su rival y en una primera parte excepcional desmontaron todo el sistema ruso.

Primero marcó de cabeza Romelu Lukaku; en el minuto 19, Anthony Martial, de penalti, hizo el segundo; Lukaku completó su doblete en el 27 con un remate fácil desde dentro del área pequeña; y, en la segunda parte, el armenio Henrikh Mkhitaryan, hizo el cuarto para sellar el choque.

El Manchester United lidera el Grupo A con seis puntos por delante del sorprendente Basilea suizo, que infligió un severo correctivo al Benfica. Perdió 5-0 y desde que el Celta ganó 7-0 en 1999 al conjunto portugués, no se veía un resultado europeo de ese calibre en el club que un día engrandeció Eusebio.

Y en el Grupo D, el Barcelona continuó con su recuperación después de su debacle de la Supercopa de España ante el Real Madrid. Desde que perdió aquel trofeo, ha ganado todos sus partidos oficiales y su nueva víctima fue este miércoles el Sporting Lisboa.

Sin embargo, en esta ocasión, el equipo de Ernesto Valverde no brilló y sufrió para llevarse los tres puntos frente a un equipo incómodo que plantó cara en varias fases del partido. Tuvo que ser Sebastian Coates, en propia meta, quien diera la victoria al Barcelona, que ya suma seis puntos y es líder indiscutible.

Por detrás está el Juventus, que se recuperó de la derrota del Camp Nou ganando al Olympiakos 2-0 con goles de Gonzalo Higuain y Mario Mandzukic. Hasta el minuto 69, cuando marcó el delantero argentino, los jugadores de Allegri no abrieron la lata. Costó, pero ganaron. Cumplieron con el objetivo sin alardes.