Chile limpia minas antipersonales de 13 campos de la frontera con Perú

shadow

 

SANTIAGO DE CHILE.- Chile ha concluido la limpieza de trece campos sembrados con más de 31,000 minas antipersonales en el norte del país, en una zona fronteriza con Perú, informó hoy el Ministerio de Defensa.

“La efectividad del desminado realizado por las Fuerzas Armadas se puede constatar en cifras: de las 181,814 minas sembradas en diferentes partes del territorio nacional, ya se han destruido 130,497 en los campos minados existentes”, señaló el titular de Defensa, José Antonio Gómez, en una zona llamada Pampa Concordia.

La destrucción total de minas antipersonales, que registra ya un grado de avance del 72%, se enmarca dentro del compromiso adquirido por Chile al suscribir la Convención de Ottawa, que implica la eliminación para el año 2020 de todas las minas antipersonales y antitanques existentes tanto en la frontera norte como en la frontera sur.

“Esta acción demuestra que el presidente de Bolivia (Evo Morales) miente cuando dice que no estamos cumpliendo con algo tan importante como es el compromiso internacional de Chile de desminar nuestras fronteras”, aseguró Gómez.

Los trece campos liberados de más de 31,000 minas terrestres de manera manual y automática se encuentran a 12.3 kilómetros al este de la desembocadura de la Quebrada Escritos, en Arica, y constituyen una superficie de aproximadamente 1.787.014 metros cuadrados.

Respecto al proyecto de reparación para las víctimas de minas antipersonales que debate el Congreso chileno y que forma parte de la Convención de Ottawa, el ministro dijo que esperan “entregar una pensión a los afectados por esta situación”.

Hasta la fecha, la Agrupación de Víctimas de Minas Antipersonales tiene un catastro de 174 damnificados, sin tener en cuenta los accidentados dentro del Ejército de Chile.

En la norteña región de Arica y Parinacota ya se han retirado 84.523 minas, de un total de 113.122 sembradas.

A finales del 2016, el Gobierno proyecta haber despejar nueve áreas minadas en esta región, además de otras siete en Antofagasta (norte), una en Magallanes (sur) y otra en la Antártica chilena.

Entre las obligaciones que estableció el Tratado de Ottawa se encuentra la extracción de las minas en zonas fronterizas, la prevención y reducción de riesgo para la población civil, y la atención médica oportuna y compensación para los lesionados.

Además, existe el deber de traspasar los suelos limpios de minas, del uso militar al civil.

Este año, Chile será sede de la Convención sobre Minas Antipersonales, que tendrá lugar del 29 de noviembre al 2 de diciembre.