China: Censuran película de Winnie the Pooh por comparaciones jocosas con presidente Xi Jinping (VIDEO)

shadow

 

BEIJING/China.-  La nueva película de Winnie the Pooh, Christopher Robin, no se verá en los cines de China y, pese que su ausencia no fue justificada, el osito amarillo estuvo en el punto de mira de los censores cuando los internautas empezarona compararlo con su presidente, Xi Jinping.

El problema surge por el posterior uso de Winnie the Pooh por parte de algunos activistas y disidentes para mostrar su descontento con las autoridades convirtiendo de esta manera al osito en una suerte de paria para Pekín, señala el diario español El País.

Las comparaciones entre este personaje de dibujos animados y Xi Jinping se remontan al año 2013, cuando el presidente chino visitó a Barack Obama en Estados Unidos. Una imagen de los dos líderes paseando fue comparada de inmediato con la del osito y su amigo Tigger.

Parodia del encuentro del primer ministro de Japón Shinzo Abe con el presidente de China Xi Jimping

El tono jocoso de ese día en las redes sociales se repitió en otras ocasiones, con otros líderes como el primer ministro japonés Shinzo Abe, al que los avispados internautas le encontraron un parecido razonable con Ígor, el burro tristón que también forma parte de las aventuras de Winnie the Pooh.

Con muchos recelos a cualquier comentario jocoso sobre Xi, las autoridades terminaron por condenar al osito cuando algunos activistas políticos y disidentes lo utilizaron para expresar su descontento.

Cuando este año se modificó la Constitución china para eliminar el límite máximo de dos mandatos consecutivos para el presidente, algo que en la práctica perpetúa a Xi en el poder, algunos internautas —a sabiendas de que cualquier comentario negativo explícito al respecto sería automáticamente eliminado— recurrieron de nuevo a Winnie the Pooh, en este caso compartiendo una imagen del oso abrazado a un enorme bote de miel con la frase Encuentra lo que amas y nunca lo sueltes.

China permite cada año un máximo de 34 películas extranjeras en sus pantallas. Los grandes taquillazos de Hollywood generalmente son proyectados, pero obviamente muchos otros filmes se quedan sin sitio en el lucrativo mercado del país. China nunca justifica por qué acepta unas cintas y no otras, y en esta ocasión tampoco lo hizo, según informaron fuentes.

En lo que va de año Pekín solamente había rechazado a Disney Un pliegue en el tiempo, mientras ha aceptado Ant-Man y la Avispa.

La poca tolerancia de China con las bromas hacia Xi volvió a resurgir este junio, cuando Pekín decidió bloquear la página web de HBO. Unos días antes, en el programa Last Week Tonight de esta plataforma estadounidense, el presentador John Oliver había hecho un gag sobre las “horas extras” que los censores chinos debían haber trabajado para eliminar de las redes todas las comparaciones de Xi con Winnie the Pooh, ahondando en la pérdida de libertad de expresión en el país. (ECHA – Agencias)