Colombia: mujer se infiltró en ejército y estafó a militares (VIDEOS)

shadow

 

 BOGOTÁ.- Simulando ser capitán del ejército colombiano, luciendo incluso condecoraciones, Íngrid Johanna Carvajalino Barbosa (a) Mata Hari estafó a decenas de militares y sus familares, bajo la promesa de ascensos, traslados e indemnizaciones.

Su audacia y astucia la llevó  a estafar a más de 600 personas hasta que fue detenida por el agentes del Cuerpo Técnico de Investigación, CTI, de Bogotá con apoyo del Batallón Tequendama del Ejército.

Ante la pregunta de un juez de Control de Garantías, Ingrid Carvajalino Barbosa aceptó su responsabilidad en dos delitos dentro del proceso y se ofreció como “colaboradora de la justicia”.

Según las autoridades, esta mujer se infiltró ocho años en el Ejército y la Policía para estafar a decenas de uniformados y logró apropiarse de más de 500 millones de pesos.

mataharti-colombiana21

Se presentaba ante sus víctimas como Capitán y ofrecía adelantar trámites como el de pensión de vejez para policías y soldados, trámite de pensión de sobreviviente por muerte de los uniformados, trámite de viajes para cursos de soldados y policías en el extranjero y celebración de contratos de insumos para el Ejército.

Asimismo, según el ente investigador, gestionaba traslados entre guarniciones militares de soldados profesionales y suboficiales; cupos para adelantar estudios en el Sena; diligencias ante la Embajada Americana; contratos de prestación de servicios con el Ejército Nacional; trámite de vehículos y promesa de subsidios para vivienda de interés social, entre otros.

“Ella suplantaba con diferentes grados, de Capitán, de Subteniente, llamaba a las víctimas y efectivamente les prometía que les iba a conseguir puestos en el exterior, al interior de la Fuerzas Públicas, cupos en el Sena, comisiones de servicio, y así hacía las defraudaciones”, dijo José Manuel Martínez, director Seccional de Fiscalías de Bogotá.

Agregó que para ganar la confianza de sus víctimas, a quienes cobraba diferentes sumas de dinero para realizar los supuestos trámites, “les mostraba prendas militares que portaba dentro de un bolso, además enviaba por medio de mensajes de celular fotos vistiendo uniformes”.

La mujer deberá responder por los delitos de estafa agravada en concurso homogéneo y sucesivo, utilización ilegal de uniformes e insignias, usurpación de funciones públicas, falsedad personal, amenazas personales y abuso de confianza.

La falsa oficial reconoció su responsabilidad en los delitos de estafa agravada y utilización de uniformes e insignias. Así mismo señaló que quería “dejar claro que quiero colaborar con la justicia, contar todo lo que sé y cómo llegó esto”. (ECHA- Agencias)