Colombia: Popeye exsicario de Pablo Escobar aspira a ser candidato al Congreso (VIDEO)

shadow

 

BOGOTÁ.- Tras purgar condena por la muerte de 300 personas, como sicario de Pablo Escobar, el tristemente famoso Jhon Jairo Velásquez (a) “Popeye” se ha convertido en “estrella de las redes sociales” y aspira a ser candidato a la Cámara de Senadores.

La “memoria viva” del Cártel de Medellín , como se le conoce, publica  a diario videos en YouTube y tiene 168.000 seguidores en Instagram, convirtiéndose en “político activo” del partido Centro Democrático del ex presidente y actual senador opositor Álvaro Uribe.

El siniestro asesino a sueldo dice haberse arrepentido y se le  vio en una marcha contra la corrupción en Colombia realizada el pasado 1  de abril, gracias a su “popularidad” en las redes sociales.

Como jefe de sicarios de Pablo Escobar, Velásquez admitió haber matado a 300 personas aproximadamente, y ordenado la ejecución de diez veces esa cantidad.

Estuvo en prisión durante 23 años —delitos de narcotráfico, homicidio y terrorismo— y salió como “Popeye arrepentido”, su identidad en redes sociales, que lo convirtió en un éxito de seguidores.

“Popeye dice querer alejar a los jóvenes del crimen y mostrarles que el narcotráfico sólo crea expectativas falsas”, describió la publicación InSightCrime. “Sin embargo, su contenido termina por parecerse más a una apología de su pasado violento en lugar de un reproche o la difusión de un estilo de vida diferente”.

Los fans, en su mayoría, son jóvenes para los cuales el Cártel de Medellín no es una realidad histórica sino un tema de series de televisión como, precisamente, Alias J.J., que Netflix lanzó junto con Caracol TV.

 Basada en el libro Sobreviviendo a Pablo Escobar, que Velásquez escribió en la cárcel, es una de sus “armas” —como la llamó— de su estrategia social.

“Alias J.J. se suma a la lista de narcoseries que tienen éxito porque ponen al alcance del público partes importantes de la historia del crimen organizado. Sin embargo, también han servido para edulcorar a criminales, asesinos y narcotraficantes”, según el perfil del sitio de análisis del crimen organizado.

Muchos familiares de las víctimas del Cártel de Medellín reaccionaron contra el show que se inscribe en el género de la narco-cultura, porque les pareció una justificación del ex sicario lo que no  hizo mella en la fama de Popeye, que tiene más de 200.000 seguidores en YouTube —donde publica videos con frecuencia casi diaria,  recibe un promedio de 127.000 visitas  y se define como un “defensor de derechos humanos”.

Sus cuentas de Instagram —también con más de 200.000 seguidores—, Twitter y Facebook lo promovieron a “Popeye Leyenda”. Se lo ve mostrar el antebrazo, orgulloso de su tatuaje “El general de la mafia”. (ECHA- Agencias)

De sicario de Pablo Escobar a fogoso uribista y detractor del presidente colombiano, Juan Manuel Santos.