Los Beltrán Leyva: ¡Qué bonita familia!

shadow

 

Tras la condena a perpetuidad de Alfredo Beltrán Leyva (a) “Mochomo” en Washington, su hermano Héctor (a) “El H” , se salvó por ahora de ser extraditado a Estados Unidos, debido a que el  juez Patricio Vargas asegura que hay fallas procesales y se debe reponer el procedimiento en el que se consideró innecesario el trabajo de peritos para su identificación.

De esta manera el acuerdo que  la Cancillería México  concedió el pasado 26 de septiembre autorizando su extradición a EEUU deberá ser declarado insubsistente y devolver el expediente para reponer el procedimiento a partir de un auto en el que consideró innecesario llevar a cabo una junta de peritos y, en su caso, designar un perito tercero en discordia,

Con este cambalache, basado en un tecnicismo legal, “El H” se salvó por la campana pero, hablando en términos pugilísticos,  no puede cantar victoria debido a que el fallo no implica la libertad y deberá seguir esperando la pelea en el ring hasta caer su inminente nocaut, como esperan los fiscales.

En términos legales el juzgado otorgó el amparo para subsanar una violación al debido proceso, ya que el juez instructor no siguió el procedimiento establecido en la ley para dictaminar la identidad de Héctor  Beltrán Leyva.

Este “incidente” es parte de estrategia de la poderosa organización   de los Beltrán Leyva, enemigo acérrimo y principal rival del cartel de Sinaloa donde, paradójicamente, el ex capo Joaquín Guzmán Loera (a) “El Chapo”, es procesado en Columbia, Washington.

Los dos carteles entablaron una lucha a muerte en el norte mexicano, bajo la batuta de Arturo Beltrán Leyva (a) “Barbas” o “Jefe de los Jefes”, abatido por infantes de la Marina a finales del 2009.

Hasta el último día de su existencia aseguraban que habían sido traicionados por “El Chapo”.

Qué bonita familia

A Héctor Beltrán Leyva lo conocen como “El H”por la primera letra de su nombre pero también “El Ingeniero” debido a la forma meticulosa como supervisaba el tráfico de droga pero, según fuentes policiales desde 2009  con la Guerra de la Coca cobró fuerza otro de sus sobrenombres: La Muerte.

Un pasaje casi desconocido es que Héctor Beltrán Leyva (a) “”El H”  y su difunto  hermano Arturo iniciaron a su compadre Joaquín Guzmán Loera, El Chapo, en el negocio del tráfico de cocaína, basados en que son primos lejanos y nacieron en  la región montañosa de Badiraguato, Sinaloa, al noroeste de México.

Durante décadas, hasta 2008, fueron aliados. Antes de la ayuda de sus familiares  narcotraficantes Guzmán Loera se dedicaba al contrabando de marihuana a baja escala.

El Chapo, detenido en febrero pasado, se convirtió en uno de los narcotraficantes más poderosos del mundo, y para conseguirlo traicionó a sus familiares, según sis primos mafiosos.

Héctor fue  el último de los hermanos fundadores del cartel que lleva sus apellidos en ser capturado y se cree que la organización se encuentra en manos de Fausto Isidro Meza Flores (a) “ El Chapo Isidro”.

De acuerdo con expedientes de la Procuraduría (fiscalía) General de la República (PGR) Héctor le ha dado un cariz más violento a su organización, consiguiendo incluso combatir a su rival el Cartel de Sinaloa en el corazón de su territorio, las montañas conocidas como el Triángulo Dorado.

Es una zona de la Sierra Madre Occidental que comparten los estados de Durango, Chihuahua y Sinaloa, frecuentada por sicarios que se movilizan en camionetas blindadas con fusiles AKM “cuerno de chivo”, por el cargador curvo, en una  región donde nacieron algunos de los principales capos del narcotráfico de México, y una región productora de marihuana, amapola y drogas sintéticas.

Pero al mismo tiempo también se le consideraba el estratega de la organización, e incluso México y Estados Unidos (EE.UU) lo ubicaban en su lista de los delincuentes más buscados.

México ofrecía una recompensa de US$2,3 millones por su captura mientras que  la oferta de la Casa Blanca era de US$5 millones.

Durante la Guerra de la Coca los Beltrán Leyva tuvieron alianzas tácticas con los carteles de  Juárez, Los Zetas y Jalisco Nueva Generación.

Beltrán Leyva asumió el liderazgo del cártel que inicialmente comandó su hermano Alfredo Beltrán, luego de que el 16 de diciembre de 2009 la Secretaría de Marina mató en Cuernavaca, Morelos, a Arturo Beltrán Leyva, El Barbas.

“Con su captura, la organización bajo su liderazgo pierde influencia en una decena de estados, a pesar de que su banda estaba dedicada a una amplia red de corrupción y lavado de dinero”, destacó Tomás  Zerón de la PGR de México, Es decir…