Bengoechea, perfil de un entrenador ganador

 

Pablo Bengoechea se suma a la galería de entrenadores que alcanzaron el podio en Alianza Lima. En el tiempo, los estrategas que pasaron por Matute dejaron su huella y acaso el más recordado fue Marcos Calderón.

Marcos Calderón cala hondo en el sentimiento aliancista por ser parte de la trágica desaparición del equipo en el Mar de Ventanilla con la caída del Fokker donde toda una generación de futbolistas perdió la vida el 8 de diciembre de 1997.

Aquel campeonato tenía coloración blanquiazul por estar perfilado a lograr el título con aquella generación de los potrillos con Luis Antonio Escobar, ‘Pacho’ Bustamante, ‘Pechito’ Farfán y José Casanova entre otros mártires aliancistas.

Claro, no es el momento de recordar tan nefasto acontecimiento sino para darle el mérito a Pablo Bengoechea como el entrenador que despojado de carisma, trabajó en silencio para darle a Alianza Lima el título tras 11 años de espera.

El uruguayo que fue cuestionado por su forma de ver el fútbol, resultadista y alejado del fútbol bonito, impuso su estilo para darle al equipo blanquiazul el campeonato que no estaba digitado y había sospechas de que no sería el año que se rompiera el hielo de los títulos en larga espera.

Hizo bien Bengoechea en defender su plantel y trajo a Luis Aguiar, Gonzalo Godoy, Germán Pacheco y Gabriel Leyes, su último acierto para transportar prestancia del fútbol del Atlántico al equipo blanquiazul.

No le fue mal cuando esperó a Rinaldo Cruzado a quien conocía desde que éste fuera parte del plantel peruano en Eliminatorias de Brasil 2014 con Sergio Markarián.

Le dio a la capitanía y espero que alcanzara su mejor forma tras un año de sinsabores en César Vallejo con un oscuro y paliducho accionar en el equipo trujillano.

Bengoechea hizo una escalofriante decisión cuando implantó las rotaciones para lograr que el equipo no se fundiera y necesitó hombres frescos para que soporten la dura campaña.

Todas sus decisiones estuvieron acertadas, como la de insistir con Lionard Pajoy y Luis ‘Cachito’ Ramírez, darle oportunidad a Kevin Quevedo y sostener a Garro y Alexis Cosío para hacer un equipo consistente y moldearlo para que logre el título.

Pablo Bengoechea tampoco sujetó al equipo a un estilo frontal, sino que dejó que los talentosos liberen su picardía y con ese condimento afianzó una estructura para ser competitivo y llegar a la meta con un título que a estas alturas nadie discute.