Copa: Triste Melgar y un Sporting de cristal

shadow

 

Los equipos peruanos no pueden ser acusados de no ser constantes en la Copa Libertadores. Año tras año, sin importar que clubes vayan a disputarla hacemos un papelón. Tras la caída en Pre Libertadores de la Universidad César Vallejo y los partidos jugados en la etapa de grupos del Melgar de Arequipa y Sporting Cristal, los resultados son de una pobreza humillante.

Oír las opiniones de los locutores internacionales de Fox Sports son dignas del peor masoquismo. Nos tratan como a los “parientes pobres” del fútbol sudamericano, los “patitos feos”, el elemento decorativo, el equipo sencillito. Nos molestamos cuando viene un técnico extranjero y señala que nuestros representantes no son favoritos, arrugamos el gesto por las puras, es la pura verdad: somos los llamados a ser batidos.

Juan Reynoso, el técnico que más se queja en el Perú, ha disparado teorías alucinantes sobre el mal momento (a nivel nacional e internacional) del cuadro arequipeño. Su última excusa señala que su equipo realmente empieza a destacar a mitad de año, vaya ahora comprendemos al “Cabezón”. Que injusta la CONMEBOL, porqué le programan la Libertadores en febrero, es un complot, Melgar debería jugar sus partidos recién en junio. Pedimos equidad.

Bueno, la verdad que el martirio no le duró mucho Reynoso y sus pupilos. De tres partidos ya perdió los tres, no sumó ninguna unidad y para colmo ya disputó dos encuentros en casa. Es decir, el cuadro dominó ha pagado carísimo el deshacerse de buena parte de su plantilla, sus compras le han salido malísimas, sobretodo el costarricense Diego Estrada. Ahora sigue el suplicio en el torneo local. Lo positivo para los characatos es que en junio empieza la remontada, según su DT.

En Perú es Sporting y en la Copa de cristal

El pasado sábado 27 de febrero Sporting Cristal planteó un partido ofensivo y batió a Alianza Lima. El fanático rimense se enchufó con su club y empezó a palpitar el partido copero que este primero de marzo jugaban los cerveceros contra el Atlético Nacional en Medellín (Colombia). Un martes negro para los peruanos (perdió Melgar en Arequipa ante los ecuatorianos de Independiente del Valle) y los “celestes” fueron vapuleados en tierras cafeteras.

Tres golazos fusilaron a Diego Penny y su defensa, que fue el déficit también contra un irresoluto Alianza en Matute. Una zona posterior que le hace honor al nombre de la institución bajopontina, es “de cristal” y se para quebrando. Contra los íntimos, supieron equilibrar con un ataque letal, que en Colombia se escondió, mostrando su peor cara. No atacaban, no defendían, sólo recibían goles.

Reynoso acaba de decir que no se irán de la Copa Libertadores con cero puntos. La promesa de la mediocridad, o quizás mejor dicho una oferta promisoria e identificada con la realidad del fútbol peruano. Sporting Cristal debe ganarle a Huracán en Lima para seguir con vida en la Copa, sino seguiremos siendo el hazmerreír continental.

Foto: Libero