Cristal está hecho trizas y sin que se vislumbren mejoras

shadow

 

Después de la goleada (0-4) de Sporting Cristal en Guayaquil por la fase pre Libertadores a mitad de semana, no solo el equipo que jugó sino su entrenador Manuel ‘Muñeca’ Barreto y sus actuales directivos vienen soportando una andanada de críticas de sus propios hinchas sino de aficionados que nada tienen que ver con la hoy tan desteñida camiseta celeste.

Diego Rebagliatti, de alguna manera muy ligado a Cristal donde jugó y hoy comentarista deportivo dijo “haber sentido vergüenza” tras la goleada y tildó al club “como el peor de la Copa; Carabobo es mejor que Cristal…ese primer gol debe ser el gol más fácil que haya hecho Barcelona en su historia” donde tres defensas fallan y terminan tirados en el gramado y el ecuatoriano Fidel Martínez solo añade el centro.

Roberto ‘Chorri’ Palacios identificado con el club al que defendió en toda su carrera deportiva, salió al frente cuando dijo “que el entrenador Barreto al haber estado a cargo del equipo de Reserva, terminó sacándose la Tinka cuando fue promovido en reemplazo de Claudio Vivas”. Y una hincha mujer, en este caso, Bettina Onetto, tampoco se quedó callada. “Barreto es un don nadie en el fútbol ¡qué hace allí!”.

En realidad, lo que seguirá sucediendo en Cristal tras pasar su patrimonio a nuevos dueños (Innova Sports) es un misterio. Futbolísticamente desde su portero el ‘Pato’ Álvarez y toda su línea defensiva, con rostros visibles como el argentino Merlo, el lateral Madrid y hasta el propio Cazulo terminan traicionando una idea de lo que se pueda esperar líneas más arriba en su oncena titular. Esto considerando ese viejo aforisma en el fútbol de que los equipos bien constituidos se arman de atrás para adelante. Cristal no tiene nada.

El entrenador argentino César Luis Menotti siempre sostuvo que “un entrenador genera una idea, luego tiene que convencer de que esa idea es la que lo va a acompañar a buscar la eficacia, después tiene que encontrar en el jugador el compromiso de que cuando venga la adversidad no traicionemos la idea. Son las tres premisas que tiene un entrenador. Napoleón no era un táctico, sino un estratega. Si tenía que cambiar, cambiaba. Eso vale para el fútbol.”.

Resulta también desesperante, si nos fijamos en las frías estadísticas, que el club de La Florida a nivel de competencias internacionales, desde hace tres años, viene recibiendo cuatro o más goles en cada partido internacional que afronta. Ya no es una novedad que salga a jugar en canchas extranjeras y termine recibiendo ese elevado número de goles, Ejemplos al detalle: el 2017 The Strongest en La Paz le hizo 1-5. A Cristal lo dirigía ‘Chemo’ del Solar. Ese año en Copa Libertadores el equipo solo ganó dos puntos producto de dos empates. Ni siquiera pudo ganar de local. No podía irse esa participación copera ese año 2017 sin antes recibir 0-4 frente al Santos en Sao Paulo.

La Copa Sudamericana 2018 tampoco fue la excepción en cuanto a goleadas. Lanús le hizo 4 contra 2 de local y, al año siguiente, debutando por la Libertadores cayó 4-5 ante Universidad Concepción en Chile.

¿Qué vendrá después? Así como está jugando el equipo y con una dirección técnica que deja mucho que desear, es poco. La próxima semana recibe al Barcelona ¿Será capaz de hacer cinco goles para revertir la situación? Lo cierto que este club que siempre fue modelo de organización y de claras muestras deportivas, como que hoy las ha perdido y no encuentra la fórmula de darles vueltas.

Esa eterna ‘línea de carrera’

Foto: @BarcelonaSC