Gareca tiene todo el apoyo para seguir mejorando

shadow

 

La selección peruana cierra el año con viento a favor con un escaso remanente en contra que deberá ser usado para encarar con un mejor semblante y rostro ganador el 2019.

Este año del 2018, año del Mundial de Rusia, fue un buen retoque de nuestro devaluado fútbol, recuperado de su parálisis estructural, para entrar a un incipiente apogeo que deberá fortalecerse.

Con Ricardo Gareca se comprobó que podía invadirse terrenos de crecimiento tras 36 años de orfandad en el mundillo futbolístico. Ahora viene la difícil tarea de mantenimiento para afrontar la Copa América 2019 a jugarse en Brasil y de inmediato la carrera mundialista hacia Qatar 2022.

La falta de gol evidenciado en algunos partidos en que no fuimos eficientes, hizo que las dudas crecieran aunque el golpe anímico de los hinchas flotó como salvavidas.

Sin embargo esa falta de gol por la ausencia de Paolo Guerreo es evidente. ‘El Tigre’ no encuentra todavía cómo darle solución aunque confía en que Raúl Ruidíaz podría ser el ‘9’ ausente.

Raúl Ruidíaz podrá tener empeño, ser entero para jugarse por la selección, su presencia está lejos de ser el ‘tanque’ que necesitamos. Lo vimos sufrir contra los costarricenses que lo superaban en estatura y envergadura para una desventaja evidente.

Acaso Mauricio Montes pueda tener una chance de ser probado ya que es un goleador de casta a despecho de tener 36 años pero está entero y lejos de encontrarse maltratado por el puesto donde juega,
El goleador del campeonato ha hecho un correcto año y podría ser interesante que se pruebe con él para que pelee el puesto con Ruidíaz. La ‘Pulga’ no debe ser dejada de lado, es un goleador con aciertos demostrados en la MLS.

Así mientras se espera la recuperación de Paolo y se pongan en forma Iván Bulos y Da Silva, la idea es buscar alternativas que Gareca deberá considerar en marzo entrante cuando la selección regrese a las canchas.

Los partidos amistosos sirven para mejorar los defectos. En ofensiva no estuvimos finos, en defensa quedaron algunas dudas. Sobre todo que se observó contra Costa Rica donde se vio que el bloque inicial tuvo flojo desempeño.

Hay una mejor expectativa para lo que se viene. El pueblo futbolero está encantado con la selección y pudo apreciarse en el apoyo pese a la derrota.