Lapadula, en la Videna no hay vacantes

shadow

 

Gianluca Lapadula no tiene ninguna chance de ser parte de la selección peruana para ser parte de la bicolor para las Eliminatorias al Mundial de Qatar 2022 debido a que protestó el cheque en blanco que se le dio en su oportunidad y no aceptó.

No es bueno que se intente siquiera tener un acercamiento con alguien que eligió su nacionalidad italiana con poca convicción a aceptar la nueva patria que se le ofrecía con temas de composición de alegres notas a falta de tener vacíos en la ofensiva de Ricardo Gareca.

Lapadula no siente la bicolor ni la tierra peruana, no sabe que el cebiche doblega el paladar más exigente y que Machu Picchu no es solamente un vestigio del pasado incaico.

El actual jugador del Lecce anotó un doblete en la Serie 1 del país azurra, lo cual fue suficiente para que encante a muchos porque siempre atrae que alguien se encuentre conectado con el gol y con posibilidad de ser parte de la tropa de Ricardo Gareca.

El asunto es que Lapadula desde un primer acercamiento con Ricardo Gareca en una reunión formal en Roma, se mostró frío y con poco entusiasmo a la idea de ser parte de una selección de un país lejano y más le entusiasmaba ser parte de la selección azurra con un pasado aplastante, campeón del mundo en cuatro ocasiones 1934, 1938, 1982 y 2006.

Perú con su clasificación mundialista en 1930, 1970, 1978 y 1982 era evidente que no atrajera a Lapadula.  La posibilidad de ser parte de la selección italiana que estaba más cerca de jugar el Mundial de Rusia 2018 llenaba su vacío pelotero.

El castigo para Lapadula fue quedarse sin Mundial porque Italia no estuvo en Rusia y Perú asistió contra todo pronóstico y después de 36 años. Ahora que ya dejamos de lado ser ajenos a la fiesta mundialista, viene una posible nueva participación peruana.

Ricardo Gareca es el que tiene la última palabra, pero de acuerdo a su pensamiento de técnico severo en sus decisiones, no va a prosperar el llamado de Lapadula al menos el ‘Tigre’ no quiere distracciones en el sentido de que se encuentra inmerso a su trabajo de armar las convocatorias para los partidos de marzo ante Paraguay y Brasil.

No está demás que Gareca en el camino a Qatar refresque las edades a saberse que hay jugadores titulares que están en 35 años y ello implica que se prepare a los pulpines y en ya hay una lista que podría ser integrada por Alexandre Succar. Beto Da Silva y el propio Kevin Quevedo que podrían estar mojados en la refrigeradora en espera de ser tomados en cuenta.

Gianluca Lapadula tendrá que mirar a otro lado porque en el frontis de la Videna está colgado el cartelito de ‘no hay vacantes’.

El psicólogo ausente con los menores

 

Foto internet/medios