Rolling Stones en Lima: Polémica preventa

shadow

 

En estos días se ha estado comentando mucho sobre la preventa de entradas para el esperadísimo concierto de los Rolling Stones en Lima, programado para el seis de marzo del 2016. Se informó que se habían vendido 35 mil boletos de los 60 mil disponibles. Teniendo en cuenta que esta etapa previa llega hasta el 18 de noviembre, y las estadísticas comentadas son del 11, ya se asoma el fantasma del sold out (venta total) antes que se inicie el expendio al público en general. Es decir, los ahorristas del BBVA Continental serán los únicos privilegiados en estar frente a frente con los míticos roqueros ingleses.

A estas alturas, tenemos que aclarar varios puntos sueltos, que hasta podrían derivar en una protesta masiva. Hay quienes solapadamente han azuzado un fuego de manera irresponsable e injusta. Los medios de comunicación de cierto monopólico grupo editorial han ido fustigando de manera discreta, como quien tira la piedra y esconde la mano, todo el tema de las entradas para el concierto de los Rolling Stones.

Iniciaron señalando que eran los precios más altos de toda la gira latinoamericana de los Rolling Stones. Puede ser cierto, pero también es verdad que la crisis económica ha polarizado al Perú, con lo que el poder adquisitivo del público objetivo de este concierto es suficiente para cubrir las cotizaciones. Para poner un ejemplo, las entradas más caras (la zona Golden), que bordeaban los 2,500 soles, se vendieron en su totalidad en apenas horas.

Luego, de ese mismo grupo editorial, que manipula la información en sus varios medios masivos, apuntaron a la preventa. Mostraron esta modalidad de expendio como una “injusticia” a todos los que deseaban ir al concierto de los Rolling Stones, y no eran clientes del BBVA Continental. También es sesgado. Resulta que los afiliados a El Comercio, siempre con el ánimo de graficar con ejemplos, son los primeros beneficiados en adquirir boletos para conciertos, obras teatrales y otros eventos, de manera adelantada y exclusiva. Así sucedió con la velada encabezada por el violinista holandés André Rieu y la puesta de Escenas de la vida conyugal con el actor argentino Ricardo Darín. En ambos casos “sold outs”, ¿Por qué está bien para El Comercio y mal para el banco en cuestión?.

Alejandro González, CEO de la empresa Kandavu (organizadora del concierto), dio algunas luces sobre la preventa. La primera precisión es tan real como chocante. La presentación de los Rolling Stones es un negocio, y la prioridad pasa por vender todas las localidades, no importa quien las compre o quienes se quedaron sin entrada. Lo óptimo es recuperar lo invertido lo antes posible, para de esa forma solventar todo lo referente al show. Mick Jagger y su banda no son “baratos”, tienen requerimientos que llegan al extremo de la construcción de un gimnasio a espaldas del escenario. Todo eso cuesta y mucho.

Por otro lado, Alejandro González dio una solución, un poco tardía pero todavía útil. No es necesario ser ahorrista del BBVA Continental ni tener una tarjeta de crédito. Basta con comprar una tarjeta de débito de 100 nuevos soles y esta te da derecho a adquirir tu entrada en preventa. La chance de un segundo concierto de los Rolling Stones es complicadísima, o se paga, o nos conformamos con el CD.