Se espera mucho del fútbol peruano

 

Alianza Lima le dio un baño de limpieza a la desventura de un comienzo año con más amarguras que alegrías para el fútbol peruano. El 3-0 a Barcelona en algo mejoró la impudicia de resultados adversos que de acuerdo a todo lo que vimos, fue el mejor resultado.

La victoria aliancista desaceleró la caída libre de los equipos peruanos que daban pena en este inicio de año con números terribles que podría ser la fachada de un penoso calendario. Estamos en febrero y otro cantar podría darse en un mes caliente con la Copa Libertadores y el inicio de la Liga 1.

Claro, se dirá que no solo el elenco victoriano logró un triunfo, lo hizo también Real Garcilaso al ganar 2-1 a La Guaira de Venezuela pero de nada le sirvió porque quedó eliminado de la Copa Libertadores.

Es muy mala señal este enero perverso, de perjurio ante la noble hinchada que no deja de soñar. Que anhela siempre un comportamiento de crecimiento permanente del deporte que más apasiona.

El almanaque empezó a deshojarse con un emplasto malicioso de mal augurio. Distante al buen año con nuestra presencia en el Mundial de Rusia 2018 que dejó grabado en piedra la resurrección de nuestro balompié.

La actuación de la selección peruana en el Sudamericano Sub 20 de Chile fue un alarido de ineficacia, de desprecio a lo que bien que estábamos haciendo las cosas. Sin embargo, esta frenada en seco deja reflexiones tan dolorosas como comprobar que en el fútbol de menores no aparecen las estampitas de una nueva generación.

Este inicio muy movido tuvo como actores de reparto a Universitario con una mini gira a Chile de muy poco provecho. Jugó dos partidos y ambos los perdió. Igual le pasó a Alianza Lima que cayó en Guayaquil, pero en la Noche Blanquiazul se dio un festín para golear al mismo adversario 3-0.

Sporting Cristal, el campeón vigente del fútbol peruano, se electrocutó ante Emelec por 3-0. De hecho que el cambio de técnico y la estampida de los actores que le dieron el título, ha quebrado al equipo bajopontino.

También tuvo una salida internacional César Vallejo a Uruguay donde perdió ante Barcelona de Ecuador 4-2 y debía acabar su participación en el Cuadrangular ante Nacional pero un problema con los árbitros hizo que la fecha final se suspendiera.

El saldo de enero es preocupante, con muchas dudas. Sobre todo para Alianza Lima y Sporting Cristal que tienen que jugar la Copa Libertadores. Los aliancistas tienen que jugar el Grupo A contra River Plate, Inter de Porto Alegre y el ganador de la llave G4. El ganador de esta llave DIM vs Palestino y Talleres Sao Paulo, saldrá el rival de los aliancistas.

Sporting Cristal integra el Grupo C y tendrá como rivales a Olimpia, Godoy Cruz y Universidad de Concepción.

En febrero podría mejorar todo, con más noticias de tono festivo como el gol de Alexi Gómez en Gimnasia y Esgrima de La Plata en la Superliga de Argentina. De hecho que se espera mucho y habrá mucha tela por cortar en un año movido como que se realizará los Juegos Panamericanos Lima 2019 y el Mundial de Fútbol Sub 17. Acomódese bien, que hay mucho fútbol. Y eso que faltaba decir que tenemos Copa América.