Sobre caviares y hueveras

 

¿De dónde viene el uso político de la palabra “caviar”?

Entre 1954 y 1962, se dio la lucha por la independencia de Argelia. Los patriotas formaron guerrillas contra el ejército colonial de Francia. Sin embargo, no todos estaban en el bando que su nacimiento les determinaba.

En París, coherentes con sus principios, socialistas y comunistas franceses apoyaban la independencia argelina. Tenían en contra a los derechistas chauvinistas quienes no aceptaban que un francés fuera solidario con los luchadores argelinos.

Aparentemente, entre estos últimos nació la expresión: “Bebe champagne y come caviar. ¡Cómo es posible que también apoye a los argelinos! ¡Es un caviar!”

Por su parte, del lado del ejército colonial peleaban argelinos a quienes llamaban “harkis”. Estos, que eran considerados como traidores por sus connacionales y al mismo tiempo sufrían el desprecio del superior francés, eran quienes más odiaban a los franceses pacifistas y quienes con más rencor los llamaban, “caviares”.

TRASPLANTE AL PERÚ

1) En el Perú, el vocablo tiene diferentes acepciones. La primera es la antes señalada para llamar así a quienes profesan la causa de los más pobres a pesar de proceder de sectores sociales acomodados.

Eso no tiene sentido porque, en todas las filosofías y religiones, esa conducta se llama solidaridad y es santa. En el catolicismo, sería Francisco de Asís.

De otro lado, la procedencia social no evitó que Mao Zedong, en el Asia, Nelson Mandela, en África, Fidel Castro, en América o Túpac Amaru y Luis de la Puente Uceda, en el Perú, entre muchos otros, entregaran su vida por el cambio social y lideraran formidables cambios históricos.

2) También se llama caviares a los izquierdistas descafeinados, a aquellos que practican un izquierdismo manso porque quieren quedar bien con la derecha, y que de tanto abrazar esta conducta, terminan siendo “la izquierda que la derecha necesita”, y tan poco izquierda les queda que pierden identidad, y el pueblo izquierdista pierde todo motivo para votar por ellos.

3) Pero de estos últimos no tratamos ahora… sino de la diferencia entre los “caviares” de origen acomodado y los conservadores… que no tienen nada que conservar. Si a los primeros se les llama caviares debido a su supuesta gula por la ova del esturión, ¿cómo se debería llamar a los otros?

REACCIONARIOS Y MACARTISTAS

Al igual que los “harkis” que eran los cachaquitos de los franceses, este tipo de derechistas son los que más abundan. Son los que en la época del general Velasco protestaban contra la reforma agraria aunque solo fueran dueños de una maceta.

Son los que llaman comunistas y terrucas a las personas e instituciones que defienden los derechos humanos. Son los perversos que reclaman muerte civil para quienes ya salieron de la cárcel luego de la infame guerra interna y prefieren que vivamos en un permanente estado de excepción.

Quienes espetan esa palabra suelen ser reaccionarios y macartistas. En el Perú, más generalmente es usado por los conservadores pobres, es decir por los conservadores que no tienen nada que conservar. Por los más serviles.

En nuestros días, el neo- liberalismo consagrado por el acta constitucional de Fujimori ha dado legalidad a un estado criminal y corrupto.

Los corruptos y sus aliados tratan de descalificar a los militantes de izquierda, quienes no se resignan a que este mundo sea un lugar doloroso e injusto, y asumen las causas que hacen noble la vida de los seres humanos.

¿Quiénes son los caviares “misios” de la derecha peruana? … No suelen consumir caviar, y las únicas ovas que conocen no son las del exclusivo esturión, sino las de pescados menos pitucos como el bonito, la caballa, o el jurel, llamadas más bien hueveras… El caviar en la izquierda y en la derecha, las hueveras. ¿Los llamaremos así?… Es lo más justo, ¿no les parece?