Comuneros retienen a 20 trabajadores en estación de Oleoducto Norperuano

shadow

 

Pobladores de comunidades nativas de la amazonía peruana retienen a 20 trabajadores de la estatal Petroperú y firmas contratistas en la estación Morona del Oleoducto Norperuano, en la región Loreto, en protesta contra la petrolera y los resultados de los últimos comicios locales, según un comunicado difundido hoy miércoles  en Lima.

La compañía Petroperú, que opera el ducto desde la selva hasta la costa peruana, precisó que alrededor de 50 pobladores de comunidades cercanas ingresaron a la estación el pasado sábado “exigiendo la paralización inmediata de sus actividades”.

De acuerdo a la petrolera, los manifestantes reiteraron su “disconformidad ante los resultados electorales del 7 de octubre último en el distrito del Morona, aduciendo que existen hechos irregulares” por parte de las autoridades virtualmente elegidas.

Las autoridades nativas pidieron la nulidad de elecciones en la provincia del Datem del Marañón, a la cual pertenece Morona, pero fue declarada improcedente por el Jurado Electoral Especial.

Hasta la fecha, 20 trabajadores de las empresas contratistas y de Petroperú están retenidos y algunos de ellos han necesitado atención médica, indicó Petroperú.

Al grupo inicial de manifestantes se han incorporado otras 30 personas, algunos de ellos armados, y un fiscal se ha presentado en la estación Morona para que depongan la protesta y permitan la evacuación de los trabajadores.

La semana pasada, el presidente de la Asociación Productora Agraria de Bajo Morona, Arturo Rucoba, informó a Efe sobre la retención de una barcaza con restos del crudo derramado en la cuenca del río Morona en 2016 y que aún sigue limpiando Petroperú.

Con esa acción, las comunidades nativas del bajo Morona, que comprenden a unos 15.000 pobladores, pedían el cumplimiento de una serie de compromisos adoptados con Petroperú, tras los derrames, entre los cuales figuran la construcción de piscigranjas en las comunidades, pozos de agua y proyectos de avicultura.

“Todos los compromisos que Petroperú ha prometido nunca ha cumplido al cien por ciento, y entre sus proyectos que ha hecho, hasta la fecha, no se cumplen en su totalidad”, afirmó Rucoba.

El dirigente nativo recordó que las 22 comunidades han pedido el relavado en la zona de Cashacaño y una indemnización por el usufructo de árboles maderables que han quedado inutilizados.

Una docena de derrames de crudo del Oleoducto Nor Peruano ocasionaron en 2016 la suspensión del bombeo por varios meses hasta que se realizó la remediación del ambiente y la reparación del ducto, operativo desde hace más de 40 años en la selva norte del país.

EFE/ Foto referencial

 

Leave a Reply