Colombia: Santos defiende reunión con “Timochenko” para tratar sobre la paz

shadow

 

BOGOTÁ.- El presidente colombiano, Juan Manuel Santos, este martes defendió la reunión que sostendrá con el líder del partido FARC Rodrigo Londoño, “Timochenko”, para hablar sobre la Jurisdicción Especial para la Paz (JEP).

“Estamos avanzando en la implementación del proceso de paz que firmamos con el señor Rodrigo Londoño precisamente hace un año y que si hay algunas dificultades o algunas interpretaciones equivocadas, pues es natural que uno se reúna”, agregó..

El mandatario señaló en una entrevista con la Radio Nacional y la red de emisoras de la fuerza pública que “los problemas se resuelven dialogando”, no dejando de afrontarlos e indicó que por ello varios de sus ministros se han reunido también con directivos de la FARC.

En la víspera Santos confirmó en Twitter que se reunirá el viernes con Londoño, quien le envió la semana pasada una carta para expresarle sus preocupaciones por el futuro de la JEP, que considera ha sido “deformada”.

“No veo cuál es el motivo para no reunirme con este señor si lo que nos interesa a todos los colombianos, que no solamente a las FARC, es que el proceso continúe su implementación de manera normal, efectiva y rápida”, afirmó Santos.

Londoño también pidió una reunión a la fiscal de la Corte Penal Internacional (CPI), Fatou Betsouda, ante los cambios que hizo el Constitucional colombiano a la JEP.

Video relacionado

En su misiva, destacó que “fue concebida como un mecanismo excepcional de justicia transitoria”, cuyo objetivo era “asegurar que llegara a su fin la impunidad reinante en Colombia en materia de crímenes de Estado y graves violaciones a la ley internacional por parte de terceros en el conflicto”.

En su opinión, la sentencia de la Corte “excluyó de la obligatoriedad de someterse a la JEP” a agentes estatales no militares y a “terceros responsables de graves crímenes”.

En otra carta que envió al secretario general de la ONU, Antonio Guterres, le informó sobre las dificultades en la implementación del acuerdo de paz por los problemas en la reincorporación de los miembros de las FARC, ya desarmada y transformada en partido político. (ECHA-Agencias)