Copa América: Perú, el día después, ¿y ahora qué?

shadow

 

La selección peruana de fútbol ha crecido a medida que ha avanzado la Copa América, ha encontrado la confianza de la que ha hablado su goleador Paolo Guerrero y también respuesta positiva a la pregunta de Juan Vargas a los periodistas sobre si antes de la Copa creían en esta selección.

Al menos ahora, todos creen en un equipo que ha demostrado su línea ascendente.

La disputa de los cuatro primeros encuentros de la competición son motivo de satisfacción para una selección que ha repetido la clasificación para semifinales de hace cuatro años en Argentina y que aspira a mejorar la tercera posición que entonces obtuvo.

La tarea no es nada fácil, ya que el lunes en Santiago se encontrara con el equipo anfitrión, Chile, que además de contar con el apoyo de todo un país, tratará de repetir la buena imagen futbolística mostrada hasta ahora en la Copa. Para llegar a esta instancia del torneo, la selección que dirige el argentino Ricardo Gareca ha tenido que lidiar en un grupo complicado en el que ni Brasil, ni Venezuela, ni Colombia se lo pusieron fácil.

Peru260601

Contra Brasil, en el debut en la Copa completó un partido más que digno, que se resolvió con una derrota (2-1) por culpa de un gol conseguido en el último momento en el que fue el partido más completo del brasileño Neymar en el torneo. La victoria contra Venezuela (1-0) fue merecida, pero se registró con el factor favorable que supuso la expulsión, en una acción en la que no hubo mala intención pero sí una falta clara, de Fernando Amorebieta a los treinta minutos de un partido en el que el equipo de Gareca no estuvo del todo bien.  


Esos tres puntos fueron fundamentales para manejar el último encuentro, ante Colombia, con la opción del empate como herramienta para llegar a los cuartos de final. El 0-0 de este encuentro permitió la obtención del objetivo.

En cuartos de final, los peruanos fueron claramente superiores a Bolivia a la que derrotaron por 1-3 con Paolo Guerrero como trigoleador del equipo franjirrojo.

El cuarteto formado por Juan Vargas, Claudio Pizarro, Paolo Guerrero y Jefferson Farfán, hombres sobradamente conocidos a nivel internacional, ha estado a la altura, a pesar de algunos problemas físicos en el caso de Farfán, de lo esperado en la Copa.

Los cuatro se han convertido en una referencia importante para un equipo que ha gozado de más argumentos que los ofrecidos por estos cuatro ilustres veteranos. En este sentido también han destacado el lateral derecho Luis Advíncula por su proyección ofensiva y la seguridad de la pareja de centrales (Carlos Zambrano y el reconvertido Carlos Ascues) que han dado solidez a la retaguardia.

En la línea media Carlos Lobatón y Josepmir Ballón dieron mucho equilibrio a su selección en la fase de grupos y su ausencia por sanción no se dejó notar ante Bolivia con Edwin Ratamoso y Yoshimar Yotún, que probablemente regresarán al banquillo en el partido ante Chile.

 

Una de las mejores noticias para Perú ha sido el fútbol ofensivo del atacante Christian Cueva, autor del primer gol peruano en la Copa y que ha realizado un trabajo incansable en todos los partidos, en los que siempre ha sido titular y se ha desenvuelto por la banda izquierda de la ofensiva peruana.

El crecimiento futbolístico de la selección peruana tiene que ratificarse ante Chile porque aunque muchos hablan de que la mente está puesta en las eliminatorias del Mundial Rusia 2018, llegar lo más lejos posible en esta Copa seguro que dejará satisfecha a la afición de todo el país.