Copa de la Liga: Arsenal gana 2-1 al Chelsea y juega la final con Manchester City

shadow

 

El Arsenal se impuso este miércoles al Chelsea por 2-1 y logró el último billete para la final de la Copa de la Liga, donde se verá las caras con el Manchester City, que el martes hizo lo propio con el Bristol City.

Los ‘Gunners’ de Arsene Wenger, que no pudieron contar con su última incorporación, el armenio Henrikh Mkhitaryan -ya jugó esta competición esta temporada con el Manchester United-, remontaron el tanto inicial de Eden Hazard y, con goles de Nacho Monreal y Granit Xhaka, le dieron la vuelta al partido para citarse el próximo 25 de febrero con el intratable City de Pep Guardiola.

Con el primer título ‘importante’ de la campaña a la vuelta de la esquina, ni Wenger ni Antonio Conte tocaron en exceso sus equipos y ambos introdujeron un cambio con respecto a los ‘onces’ que pusieron en liza el pasado fin de semana en la Premier League.

Sólo el colombiano David Ospina, el guardameta de las ‘Copas’, entró en el equipo de los de casa en lugar de Petr Cech; mientras que en los visitantes, que no pudieron contar con los lesionados Álvaro Morata y Cesc Fàbregas, la única novedad fue Pedro -por Michy Batshuayi-.

Wenger salió con un claro 4-3-3, con Xhaka, Jack Wilshere y Mohamed Elneny en el centro del campo y Mesut Özil, Alex Iwobi y Alexandre Lacazette como referencias ofensivas.

Por su parte, Conte, pese a las notables ausencias, no tocó su inamovible 3-4-2-1, y alineó a Hazard de ‘falso 9’ apoyado por Willian -se retiró lesionado a los 30 minutos y entró el debutante Ross Barkley- y Pedro.

Avisaron los ‘Blues’ a los 4 minutos con un gol de Pedro que fue anulado por fuera de juego, pero, sólo tres minutos más tarde, Hazard aprovechó un error defensivo para poner por delante a los suyos. El astro belga recibió un pase entre líneas de Pedro y, con todo el tiempo del mundo, definió con la zurda ante la tímida salida de Ospina.

La reacción del Arsenal no tardó en llegar, y pasados los primeros diez minutos subió las tablas al marcador del Emirates gracias a Monreal, que tuvo de su lado la suerte y la inestimable colaboración de Rüdiger y Alonso.

El internacional español, autor de un gol y dos asistencias el pasado fin de semana contra el Crystal Palace, vio portería de nuevo con un afortunado tanto de cabeza en un balón que tocó primero en Alonso y luego en Rüdiger para alojarse, manso, en el fondo de la portería de Caballero.

Al filo del descanso fue Özil el que estuvo a punto de poner a los suyos por delante, pero su disparo con la derecha se fue rozando el palo derecho.

Ya en la segunda mitad, Xhaka fue el encargado de culminar la remontada de los suyos, con otro gol con una pizca de fortuna, puesto que el balón que peleó Lacazette en el área con Rüdiger tocó en el defensa alemán y le cayó al centrocampista helvético, que se adelantó a la defensa y a Caballero y metió la redonda en el fondo de las mallas.

Conte dio entonces entrada a un delantero -Batshuayi- en lugar de Pedro, pero, pese a la insistencia ofensiva, el Chelsea no encontró el tanto que hubiera forzado la prórroga y murió en la orilla ante un Arsenal que ve la Copa de la Liga como la tabla de salvación de una campaña que, de momento, es más que decepcionante.

Los ‘Gunners’, que podrían ganar su primera EFL Cup -ahora Carabao Cup por motivos de patrocinio- con Wenger, se llevaron así el triunfo y la clasificación para la final del próximo 25 de febrero en Wembley, donde ya les espera el Manchester City, que hizo los deberes el martes.

Resultados de semifinales:

   Miércoles 24:

                   ARSENAL          2 (0) - Chelsea      1 (0)

  Martes 23:

                   Bristol City     2 (3) - MAN. CITY   3 (5)

Final de la Copa de la Liga:

             Sábado 25 de febrero:

                  Manchester City - Arsenal (Wembley, 14:00 GMT).