Copa Sudamericana: Corinthians se impuso 2-0 a un luchador Deportivo Lara

shadow

 

El Corinthians brasileño venció este jueves por 2-0 a un combativo Deportivo Lara venezolano en el partido de ida de la fase 2 de la Copa Sudamericana. Vágner Love (60’) y Gustavo Henrique da Silva Sousa (72’) anotaron los goles.

Love, en el minuto 60 a pase del lateral internacional Fagner, y Gustavo, en el 72 saliendo desde el banquillo, fueron los encargados de poner fin a la soberbia actuación del portero venezolano, Carlos Salazar, el mejor del equipo visitante.

Con este triunfo, el conjunto paulista tendrá que rematar la faena en Venezuela y sellar su clasificación para los octavos de final el próximo jueves en el estadio Metropolitano de Lara.

El Corinthians salió desde el inicio con ganas de querer solventar la eliminatoria por la vía rápida, pero se encontró con una muralla que parecía infranqueable.

Con las líneas de marcación adelantadas para dificultar la salida del rival, Clayson, Jadson y Pedrinho fueron los encargados de empezar el acoso y derribo contra la portería de Salazar, imperial esta noche en el Itaquerao de Sao Paulo.

Urso y Vágner Love gozaron también de varias oportunidades, pero siempre con idéntico resultado, parada del veterano portero venezolano. El dominio de los brasileños era absoluto, era el dueño y señor de la posesión. Solo faltaba el gol.

Pedrinho, otra de las perlas del fútbol brasileño, dio varios destellos de su calidad -hasta se atrevió con dos sombreros casi simultáneos- y casi inaugura el marcador primero con un cabezazo y después con un tiro lejano, pero en ambas ocasiones se topó con Salazar.

Mientras, Danilo Avelar bombardeaba desde la banda centros en busca de un rematador.

Resistencia al máximo

Los venezolanos resistían como podían y apenas se acercaron al área del cuadro del técnico Fabio Carille, si bien fueron ganando en confianza con el paso de los minutos ante la desesperación de los locales.

El conjunto paulista se empezó a enrabietar, a desesperar y reclamar con demasiada insistencia al colegiado. Protestaron al menos tres penaltis a su favor, pero el árbitro, impasible, hizo oídos sordos en todas ellas.

A Carille no le gustó lo que vio en los primeros 45 minutos y decidió meter dinamita al equipo. Sacó al centrocampista Ralf y dio entrada al nuevo ídolo local, ‘Gustagol’.

El cambio surtió efecto casi al instante. Ahora el Corinthians tenía una referencia arriba, un delantero puro. Un cambio de planes que desconcertó a la defensa del Deportivo Lara.

El primer golpe llegó en un centro desde la derecha del lateral Fagner, convocado con Brasil para la Copa América, que finalizó Vágner Love con acierto.

El segundo, en uno de los servicios de Avelar, que, esta vez sí, encontró un digno rematador en la figura de Gustavo, que se elevó hasta el cielo para rematar de cabeza al fondo de la red.