Cuba desarrolla nueva vacuna terapéutica para pacientes de sida

shadow

 

LA HABANA.- Médicos cubanos desarrollan una vacuna terapéutica para los pacientes del VIH-Sida, actualmente en ensayos clínicos, que pretende convertirse en una alternativa a los tratamientos antirretrovirales para mejorar su calidad de vida.

La vacuna, denominada TERAVAC-VIH, ha sido probada en nueve pacientes que no presentaron efectos adversos ni de toxicidad, explicó la investigadora del Centro de Ingeniería Genética y Biotecnología (CIGB) de La Habana, Yayri Caridad Prieto, citada por la estatal Agencia Cubana de Noticias.

El producto muestra indicios de eficacia pero no cura la enfermedad, precisó la especialista, que presentó el proyecto de vacuna junto a un equipo de investigadores en el primer Congreso Internacional BioProcess 2017 que se celebra actualmente en la capital cubana.

Video relacionado

“El objetivo es llegar a sustituir la actual terapia tripartita, consistente en la combinación de varios métodos que impiden el desarrollo del VIH, de gran efectividad porque los inhibidores retrovirales bloquean la expansión del virus”, indicó Prieto.

No obstante, señaló que el tratamiento con retrovirales puede ocasionar daños colaterales y obligar en algunos casos a suspender por un tiempo el tratamiento.

La aplicación de la vacuna TERAVAC-VIH se realiza simultáneamente por dos vías: intramuscular y mediante un spray que penetra en las mucosas.

Los estudios preclínicos en animales de laboratorio y las pruebas realizadas en un reducido grupo de humanos han demostrado que con la vacuna se potencia la respuesta inmune del organismo y disminuye la carga viral en las células CD8, añadió la investigadora.

Pero aclaró que se trata de un proyecto que aún demorará varios años de investigaciones a través de fases superiores de ensayos con un mayor número de personas seropositivas en los que se probará la “eficacia a gran escala” y de manera “integral” para determinar si se continúa o no con el proyecto.

Por ello, advirtió de que no se quieren crear “falsas expectativas”. (ECHA- Agencias)