Daniel Peredo: Buen periodista, mejor persona (OPINIÓN)

shadow

 

Daniel Peredo Menchola tuvo siempre una racional conexión con los hinchas por la forma tan apasionada que hacía en la narración de los partidos. ¿Quién no se emocionó con Peredo cuando con su peculiar forma de narrar estremecía a los hinchas con los goles de la selección?

No solamente era un excelente narrador sino que conocía perfectamente el tema futbolístico por su apego de estar bien informado e incluso tomar un curso de entrenador para saber el terreno que pisaba.

Era por lo tanto un periodista distinto, aparte de ser muy inquieto en todo lo que arremetía, sea como periodista escrito, televisivo y actor porque hizo una aparición en el mundo de la pantalla grande.

Daniel Peredo no necesitó ser confrontacional con sus entrevistados para ganar alguna figuración. En vida hizo amistades con mucha facilidad, caía bien, era un buen tipo. Esa forma de ser le valió cosechar amistades con personajes reacios a ser abiertos a la prensa.

YouTube: Hinchas lloran partida de Daniel Peredo y lo recordarán por sus narraciones

Supo llegar donde otros no pudieron y ese es uno de sus peculiaridades en su currículo de vida, de ser abanderado de un estilo propio como ejemplo a generaciones venideras.

Peredo era respetuoso de los colegas con quienes se llevó bien porque de él no salió nunca algo despectivo y más bien era su forma de vida, llevarse bien con medio mundo.

En cuanto a su trabajo él decía que tenía la suerte de tener un sueldo por hacer algo que le gustaba. No sentía fastidio alguno por los horarios y las ausencias en los almuerzos dominicales con la familia.

Renunció a todo ello porque sentía que debía corresponder a una audiencia que lo esperaba para escucharlo.

Y nunca defraudó pero la muerte se cruzó en su camino para dejarnos sin su sazón para la narración de los partidos y esperar cada noche el programa ‘Al Angulo’ al lado de Ramón Quiroga, Diego Rebagliati y Pedro García para los comentarios de los partidos pasados.

Ya no lo tendremos, su voz se apagó a los 48 años por un ataque traicionero que lo cogió mientras jugaba su pichanga de los lunes con otros colegas.

Descansa en paz Daniel Peredo, un buen tipo que nos deja en shock y una frase que deja para la posteridad: “Clasificamos al Mundial de Rusia 2018 con los huevos de Gareca”. (Hugo Laredo Medina).