Ministro plantea reforma laboral pro empleo contra la informalidad

shadow

 

El ministro de Trabajo y Promoción del Empleo, Alfonso Grados, aseguró hoy, en el Día del Trabajo, que se requiere diseñar una reforma laboral pro empleo, a fin de enfrentar la informalidad y favorecer la creación de puestos de trabajo formales.

“Requerimos diseñar una reforma laboral pro empleo que ataque los problemas que propician la informalidad, favorezca la creación de puestos de trabajo formales y que abra espacios de empleabilidad, sobre todo a nuestros jóvenes, mujeres y personas de nuestro país que sufren algún grado de discapacidad”, consideró.

En el Día del Trabajo, Alfonso Grados, mencionó que el Gobierno busca que este emprendimiento se nutra de los procesos de socialización y debate que se generan en el seno del Consejo Nacional del Trabajo y Promoción del Empleo y en los diversos foros de análisis técnico, social y político que se promueven desde su sector.

“Todos debemos unir esfuerzos para que los trabajadores tengan un empleo digno y fructífero, ese es el compromiso asumido por el Gobierno que lidera el presidente Pedro Pablo Kuczynski”, manifestó Alfonso Grados durante la ceremonia de condecoración de Orden del Trabajo 2017, desarrollada en el Palacio de Gobierno.

En el Día del Trabajo, el ministro aseguró que trabajan incansablemente, pese a las dificultades y voces contrarias, en pro de la modernidad productiva del marco laboral peruano, para lo cual se debe empezar combatiendo la informalidad, principal causa de empleos precarios.

“Para más del 70% de los trabajadores peruanos, esta informalidad se traduce en la falta de un seguro de salud y una pensión de jubilación adecuada, en bajos salarios por una limitada productividad laboral, en incumplimiento de derechos laborales básicos como el descanso vacacional o la posibilidad de sindicalización. En resumen, hablamos de un trabajo injusto e inseguro”, expresó.

Alfonso Grados detalló, en el Día del Trabajo, que el Gobierno continuará apostando de manera terca por el diálogo y la democrática confrontación de ideas, con respeto y mesura, sin gritos, adjetivos o prejuicios ideológicos que se alejan del gran objetivo de combatir la informalidad y crear más empleos.

“El gran objetivo es incorporar al mundo del derecho y la productividad laboral a once y medio millones de trabajadores peruanos que hoy están marginados de esas posibilidades”, indicó el titular de Trabajo.

Foto Flickr