Ecuador: Fiscal exige a Jorge Glas y su tío reparación por US $14. 1 millones (VIDEO)

shadow

 

QUITO.- La Fiscalía de Ecuador demandó  este viernes reparaciones por valor de 14,1 millones de dólares al vicepresidente sin funciones, Jorge Glas, y a su tío, Ricardo Rivera, acusados por asociación ilícita en el caso Odebrecht.

El Ministerio Público informa que se ampara en el artículo 11, numeral 9, 78, y 80 de la Constitución, y en otros del Código Orgánico Integral Penal, para exigir reparaciones a las ocho personas que están siendo juzgadas en Quito por ese delito, según un comunicado.

También se avala en el testimonio de William Vergara, el perito que ejecutó el informe financiero contable para evaluar los daños ocasionados al Estado por la trama de corrupción.

El juicio entró el jueves en la fase de presentación de alegatos, en la que la Fiscalía exigió a los jueces la pena máxima de seis años de cárcel a cinco de los ocho acusados, entre ellos el vicepresidente.

El agravante fue que Glas era funcionario y por tanto se le señala como responsable de todas las anomalías que se registraron en los sectores bajo su control en el periodo relevante para los hechos de corrupción juzgados.

En la segunda jornada de alegatos, la Fiscalía presentó una demanda de reparaciones por un monto global de 33,39 millones. De ellos, 14,1 son demandados conjuntamente al vicepresidente y su tío, en tanto que el resto se lo reparten los otros seis acusados, según un comunicado de ese organismo.

Video relacionado

La demanda de reparaciones al estado debía haber sido presentada por la Procuraduría, pero sus representantes fueron apartados del juicio hace unos días por llegar tarde a la audiencia, lo que llevó al tribunal a declarar en ‘abandono’ la acusación particular.

A raíz de ese percance legal, que dejó técnicamente al Estado sin representación en el proceso judicial, la Fiscalía aseguró que representaba a la ciudadanía y que por ello solicitaría una reparación integral a quienes resulten responsables de la trama de sobornos de la constructora brasileña. (ECHA- Agencias)