Ecuador: Gobierno confirma secuestros de dos periodistas en Colombia

shadow

 

QUITO (Ecuador).- El ministro ecuatoriano del Interior, César Navas, confirmó hoy el secuestro de tres trabajadores del diario El Comercio, de Quito, en la provincia de Esmeraldas, fronteriza con Colombia, y afirmó que se presume que han sido trasladados a ese país y que están en buen estado.

En una comparecencia ante la prensa en el palacio de Gobierno, César Navas (foto) dijo que los tres trabajadores del rotativo, aparentemente dos periodistas y su conductor, “fueron secuestrados el día de ayer”.

“Esto sucedió en horas de la mañana en la parroquia Mataje, del cantón San Lorenzo, provincia de Esmeraldas”, dijo al comentar que tienen un registro de que las tres personas pasaron por el retén militar y de que “recibieron las advertencias correspondientes al riesgo de circular por esta zona, el límite político internacional”.

El ministro dijo que presumen que los secuestrados “están en Colombia” por lo que agregó que el equipo especializado de la Policía trabaja sobre esa hipótesis.

Añadió que tras conocerse del secuestro, autoridades del país se reunieron con los representantes legales de El Comercio, así como con familiares de los afectados, a quienes se les brindó más detalles de lo ocurrido y se les explicó los protocolos del caso.

Las unidades especializadas de la Policía ecuatoriana trabajan para solucionar la situación, indicó el ministro, y apuntó que el Gobierno no escatimará “ningún esfuerzo para proteger la vida e integridad” de los afectados.

Sin entrar en detalles, valoró que los secuestrados “están bien”.

Consultado sobre si ha habido algún tipo de contacto por parte de los secuestradores, Navas reveló: “Ya ha existido un contacto”.

“No podemos dar más detalles porque es un proceso propio de la investigación y de la operación que se está realizando y también para salvaguardar la integridad de nuestros conciudadanos”, matizó.

En la comparecencia, también trasladó la condena del presidente de Ecuador, Lenín Moreno, y su solidaridad con los familiares de los secuestrados.

“Condenamos enérgicamente cualquier acto que atente contra la vida y los derechos de los ecuatorianos”, dijo antes de anunciar que, por disposición de Moreno, se ha convocado al Consejo de Seguridad Pública y del Estado, máximo órgano de seguridad del país.

Asimismo, se dispuso la prohibición de la circulación de ciudadanos que no habiten en las zonas cercanas a límites político internacional en el cantón San Lorenzo, en donde desde enero pasado rige un estado de excepción tras la explosión de un coche bomba, que dejó 28 heridos leves.

Consideró que los ataques que han ocurrido en las últimas semanas, ocho sin contra el secuestro, responden a represalias de la delincuencia organizada y el narcotráfico por los éxitos de los operativos de control ejecutados por las fuerzas armadas de Ecuador.

“Lo que tenemos que entender es dónde opera la amenaza, la amenaza no está operando en nuestro territorio. En nuestro país no están los cultivos, no están los laboratorios de droga”, subrayó al añadir que enfrentan una amenaza asimétrica con un “enemigo difícil pero que no opera en nuestro territorio”.

Navas aseguró que frente a estas amenazas las fuerzas ecuatorianas se mantienen de su lado de la frontera y volvió a invocar el pedido de su gobierno a Colombia para que garantice la seguridad en su lado de la frontera.

“Vamos a reiterar y revisar” con la prensa los protocolos para el trabajo en la zona, señaló el ministro al pedir a los periodistas y la población que no se expongan a peligros y riesgos en esa zona.