Ecuador recibe preguntas de fiscalía sueca para asilado Julian Assange

shadow

 

QUITO.- El Ministerio Público de Ecuador recibió este martes  las preguntas que la Fiscalía de Suecia formula al australiano Julian Assange, asilado político en la embajada en Londres  y quien es  investigado por presuntos delitos sexuales.

El  Fiscal General ecuatoriano, Galo Chiriboga, en declaraciones a la prensa, ratificó que la toma de la declaración del fundador de WikiLeaks será el próximo 17 de octubre, como se anunció anteriormente.

‘La Fiscalía General designó al fiscal Wilson Toainga para que asista y tome la versión del señor Assange en la jurisdicción ecuatoriana que radica en la embajada de ecuador en Londres’, reiteró Chiriboga.

assange1

‘La versión la tomará el fiscal ecuatoriano porque así lo establece la Norma de la asistencia penal Internacional, en este caso solicitada por Suecia’, precisó.

El letrado advirtió que los abogados de Suecia que concurran a la declaración tendrán derecho a hacer preguntas, pero estas serán calificadas por el especialista ecuatoriano.

En el proceso participarán peritos en calidad de traductores pues el formulario se hará en español, aclaró.

Videos relacionados

La presentación de las preguntas de Suecia no limita en modo alguno la posibilidad de que el fiscal Toainga también cuestione al ciberactivista.

Además del abogado ecuatoriano, en la toma de declaración de Assange participarán Ingrid Isgren, jefa adjunta de la Instrucción Sumarial, de la Fiscalía de Vasteras, y la investigadora Cecilia Redell, inspectora de la Policía Criminal de la Unidad de Investigaciones de la Región de Estocolmo.

Desde hace más de cuatro años, Assange se encuentra asilado en la embajada de Quito en Londres y en varias ocasiones el gobierno de este país sudamericano ha ratificado el compromiso de garantizar la integridad física del australiano.

Según sus abogados, los presuntos delitos de los que se le acusa, cuyos cargos no han sido siquiera formulados y tres ya prescribieron, son un mecanismo usado por el país nórdico en complicidad con las autoridades británicas, para extraditarlo a Estados Unidos, donde podrían condenarlo incluso a la pena de muerte por divulgar información clasificada.

Por años, WikiLeaks ha revelado documentos clasificados y textos sobre conspiraciones, corrupción, crímenes y mentiras que incriminaron a varios gobiernos y en particular al de Estados Unidos.

En agosto pasado, el canciller de Ecuador, Guillaume Long, aseguró que los criterios del australiano son personales y rechazó presunciones sobre la posible intromisión del gobierno nacional en la soberanía de otros países, a través de las declaraciones del informático. (ECHA- Agencias)