EEUU: Asesino del Facebook envía otro macabro video antes de suicidarse (VIDEO)

shadow

 

PENSILVANIA.- Tras ser acorralado por la policía, Steve Stevens, “el asesino del Facebook”, envió una grabación , antes de matar a Robert Godwin, asegurando que lo hizo por su exnovia, Joy Lane,  y se suicidó, luego de que su propia madre lo rechazara.

En la grabación  explica que planeaba asesinar a la mayor cantidad de personas posibles alrededor de Murtis Taylor porque es la agencia del “amor de su vida”, Joy Lane, a quien acusa de volverlo loco luego de tres años juntos.

Asimismo afirman que Lane lo había obligado a jugar y que, en consecuencia, había perdido todo lo que tenía apostando y “ya no [tenía] opciones”.

Tras confirmar la noticia, la policía de Pensilvania anunció que en las pròximas horas se realizará una conferencia de prensa para dar a conocer los pormenores de este caso que ha conmocionado a la opinión pública.

Las fuerzas de seguridad federales y de varios estados comenzaron el domingo a buscar a Stephens, ante el temor de que siguiera matando como prometió en otro vídeo de Facebook posterior al asesinato.

“Steve Stephens fue detectado esta mañana por miembros de la Policía Estatal de Pensilvania en el condado de Erie. Tras una breve persecución, Stephens se suicidó de un disparo”, indicó la Policía estatal de Pensilvania en la red social Twitter.

La Policía de Erie confirmó que Stephens fue hallado en el mismo Ford Fusion blanco en el que emprendió su huida el domingo, tras matar a Robert Godwin, de 74 años, a quien eligió supuestamente al azar.

Precisamente en el segundo  video de Steve Stevens muestra su placa de Beech Brook, donde trabajaba cuidando a adolescentes con problemas mentales, y también acusa a la organización de volverlo loco.

Allí, Stevens trabajaba de “administrador de casos”, un puesto en el cual estaba constantemente sometido a escuchar los problemas de otras personas. Y sentía que nadie quería escuchar los problemas que él mismo tenía.

A raíz de esto, cuenta que visitó a su madre para intentar conversar sobre sus problemas con ella, pero que incluso a su madre “no le importó un bledo” y anuncia que por todo esto “personas inocentes van a morir hoy “.

Stephens estuvo prófugo durante tres días. Las autoridades ofrecieron USD 50.000 de recompensa por información sobre su paradero, hasta que fue hallado y perseguido. Finalmente, se suicidó tras una persecución policial, según las informaciones iniciales difundidas este martes.

A pesar de que asegura haber matado a 15 personas, los policías sólo han encontrado una víctima. (ECHA- Agencias)