EEUU: cofundador de Grooveshark fue encontrado muerto en su casa

shadow

 

MIAMI (EEUU).- Josh Greenberg, uno de los fundadores de la plataforma de reproducción de música por internet Groovershark, fue encontrado muerto el lunes en su casa en el estado de Florida (EEUU), informaron hoy medios locales.

La policía de la ciudad de Gainesville (Florida) reportó que Greenberg, de 28 años, murió en algún momento en la tarde del domingo.

Su novia, quien regresaba de un viaje de la ciudad de Orlando, se dirigió a las autoridades después de encontrar al empresario sin signos vitales acostado en su cama.

La mujer aseguró que lo había visto por última vez en la mañana del sábado y se habían comunicado por teléfono alrededor de la 1.30 a.m. del domingo (5.30 GMT), según recogió el periódico The Gainesville Sun.

Hasta ahora no se han especificado las causas del deceso.

La madre de Greenberg dijo que su hijo jamás “había estado enfermo” y que la policía “no encontró ninguna evidencia de drogas o violencia” en el lugar.

Las autoridades de Gainsville dijeron por medio de Twitter que no se encontraron “rastros que indiquen (la posibilidad) de asesinato o suicidio”.

Se esperan los resultados forenses de toxicología, que “podrían demorar de dos a tres meses”.

Grooveshark era un servicio de la empresa Escape Media Group Inc (EMG), con base en Florida, que proveía música por internet y permitía a los usuarios buscar y escuchar canciones de forma gratuita.

Fue creado el 2006 por Greenberg, Sam Tarantino y el colombiano Andrés Barreto, cuando los tres eran estudiantes de la Universidad de Florida.

La compañía llegó a tener más de 35 millones de clientes registrados y un flujo de 10 a 110 millones de canciones al mes.

En abril pasado se anunció el cierre inmediato de la empresa después de varios años de demandas legales por violación a los derechos de autor llevadas a cabo por Universal Music Group, Sony Music Entertainment y Warner Music Group.

La decisión se produjo después de que se dio a conocer que la empresa podría haber sido responsable de pérdidas que alcanzan hasta los 736 millones de dólares en daños y perjuicios. ♦