EEUU: Falla de San Andrés podría causar sismo de 8.2 grados en California

shadow

 

LOS ÁNGELES.- La falla de San Andrés, que recorre California de norte a sur a lo largo de 800 millas, podría producir un terremoto de 8.2 grados de magnitud, advirtió la sismóloga Lucy Jones , ante un potencial peligro que sería devastador.

Por más de 15 años, la sismóloga Lucy Jones ha pintado el peor escenario posible, con fin de animar a funcionarios gubernamentales, empresas y todo otro miembro de la sociedad a prepararse para un terremoto.

Algunas ciudades, incluyendo Los Ángeles, han contratado a Jones y atendido sus recomendaciones, dando prioridad al desarrollo de infraestructuras y políticas relacionadas con la prevención de posibles desastres.

Dichas ciudades han modificado las existentes estructuras para hacerlas más resistentes a actividad sísmica, incluyendo inmuebles, sistemas hidráulicos y torres de telecomunicaciones.

Otras municipalidades, sin embargo, no han tomado ninguna precaución.

La falla de San Andrés, señala Jones, recorre California de norte a sur a lo largo de 800 millas.

Lo que más preocupa a la sismóloga es la sección sur de la falla, en la que no se ha producido un sismo en cerca de 300 años, pese a que los registros geológicos indican que es la causante de un gran terremoto con una periodicidad de aproximadamente 150 años.

Y mientras no haya un terremoto, la presión en las fallas sísmicas se sigue acumulando.

Videos relacionados

La falla de San Andrés, dice Jones, es capaz de producir terremotos con una magnitud 8.2 en la escala sismológica de Richter.

En comparación, el devastador terremoto en Northridge de 1994 tuvo una magnitud de 6.7.

Además, en el sur de California hay más de 300 fallas y existe el temor de que un gran terremoto en la falla San Andrés haga que estas también se quiebren, provocando un daño todavía mayor.

Los últimos grandes sismos que sacudieron California fueron el de Northridge, que dejó 57 muertos, y el de Loma Prieta (6.9 grados), que cobró la vida de 67 personas en 1989.

En un reciente mensaje en Twitter, Jones enfatizó que no busca asustar a nadie, sino “inspirar acción para que los preparativos se realicen”. (ECHA-Agencias)