EEUU: Falta de electricidad obstaculiza distribución de gasolina (VIDEO)

shadow

 

MIAMI.- Por la información en los diferentes puertos de la Florida se estableció que no habría escasez de gasolina, pero problemas en el suministro eléctrico obstaculizan que el combustible llegue efectivamente a los vehículos.

Po esta razón las colas siguen siendo una constante en las gasolineras del sur de la Florida, pero ahora con un ingrediente preocupante para conductores y autoridades  ante la posibilidad de que haya una escasez.

El gobernador de la Florida, Rick Scott, insistió antes, durante y después del paso del huracán Irma que una de sus prioridades, además de presionar para que la gente evacuara y protegiera su vida, era mantener en lo posible el suministro de gasolina en el Estado.

Este miércoles, según el sitio especializado GasBuddy, el promedio del galón del combustible, en Miami, era de $2.77.

Desde la calle 250 del suroeste hacia el norte, por toda la US-1, cerca del 90% de las gasolineras estaban cerradas. Y en las que estaban abiertas, las filas eran de más de quince minutos de espera.

Otras estaciones tienen combustible, pero no han podido operar porque no cuentan con generadores de energía. A partir de 2006, las gasolineras, en zonas de evacuación, deben contar con esos generadores para que no haya una interrupción del suministro.

El  combustible está llegando a los puertos pero en Miami Beach, por ejemplo, sólo había unas pocas estaciones de gasolina distribuyendo combustible, según informó al diario Las Américas su alcalde, Philip Levine.

En Broward, el puerto de Everglades anunció que estaba en pleno funcionamiento, lo que es una buena noticia porque por ahí llegan los suministros de gasolina. También Scott anunció que los puertos de Tampa Bay y Cabo Cañaveral estaban con todas sus operaciones abiertas. “[Todos esos puertos] están dando prioridad a los buques cisterna cargados con combustible”, afirmó en cuenta en Twitter.

Asimismo, el puerto de Everglades informó que este martes habían llegado tres buques cisterna con 18 millones de galones de gasolina, 3.5 millones de diésel y 14.7 millones de combustible para aviones.

De acuerdo con la directora de comunicaciones del puerto, Ellen Kennedy, se esperan nuevo arribos entre miércoles y jueves. Hay que tener en cuenta que el descargue del combustible, para cada embarcación, dura 24 horas.

Al puerto de Cabo Cañaveral, también llegó un buque con combustible. Y a la costa de Tampa Bay llegaron, en las últimas 48 horas, 10 buques cisterna con gasolina.

Pero el problema principal es el suministro de energía, porque sin corriente no funcionan los dispensadores de gasolina en las estaciones de servicio. (ECHA- Agencias)