EEUU: Incendios forestales dejan 15 muertos, 150 desaparecidos y 20.000 evacuados

shadow

 

LOS ÁNGELES.- Los devastadores incendios forestales en el norte de California dejaron al menos 15 muertos,  150 desaparecidos, 20.000 personas evacuadas y 1.500 edificios destruidos, en una de las peores emergencias que afronta ese estado.

Las autoridades declararon la zona como de “gran desastre natural” y advirtieron que el número de víctimas puede aumentar por los fuertes vientos que soplan en la región y aumentan el alcance del fuego.

Más de 2.500 viviendas ya fueron “catastróficamente destruidas” informaron las autoridades locales.

Hasta el momento se han registrado 15 siniestros en ocho condados del norte de California, pero las autoridades estatales alertan sobre que ese número puede aumentar debido a los fuertes vientos, que soplan a un ritmo de 80 kilómetros por hora y que podrían empeorar la situación durante los próximos días.

Al menos 100 personas habían sido atendidas en hospitales por heridas o cuadros de asfixia.

El gobernador de California, Jerry Brown, firmó un decreto de emergencia que abarca ocho condados y pidió al presidente Donald Trump que declare estado de “desastre mayor”.

En la carta al mandatario estadounidense, el gobernador explicó que los incendios “crecen rápido y sin control”, se “expanden de manera errática”, arrasando por ahora con 32.000 hectáreas y 2.000 casas “catastróficamente destruidas”.

Fuertes vientos atizaron incendios que arrasaron el norte de California cuando se ordenó la evacuación de residentes mientras llamas y humo devoraban casas y negocios en una región vinícola.

El gobernador Brown declaró estado de emergencia para los condados de Napa, Sonoma y Yuba, y funcionarios calcularon que el siniestro había consumido más de 50 instalaciones.

Se ordenaron evacuaciones en la zona vinícola al norte de la Bahía de San Francisco y otras áreas después de que los siniestros comenzaran el domingo por la noche y obligaron a la gente a huir apresuradamente. Hubo largas líneas en las gasolineras.

“Era un infierno, como nunca antes he visto”, dijo Marian Williams, quien se autoevacuó en su coche junto con sus vecinos antes del amanecer.

Con tantos incendios, algunos residentes del condado de Sonoma no podían decidir qué carretera tomar; las rutas estaban cortadas por las llamas o por troncos de árboles caídos. (ECHA- Agencias)