EEUU: “Ken humano” en shock al enterarse que puede perder la nariz (VIDEO)

shadow

 

RÍO DE JANEIRO/Brasil.- Tras someterse a 51 cirugías y a 105 procedimientos estéticos, convertirse en un “Ken humano”, el novio de la muñeca Barbie, el brasileño Rodrigo Alves sufrió un shock nervioso al enterarse que podría perder la nariz.

Los médicos le advirtieron que producto de las todas las cirugías que se ha realizado en la nariz, a las que se suma una infección con estafilococo aureus, es probable que termine por perderla, noticia de la que se enteró en el programa “Botched”, un reality show conocido por intentar arreglar los desastres de la cirugía estética.

La obsesión por ser un “Ken humano” lo dominó desde su adolescencia y  comenzó a operarse cuando tenía 17 años y ahora, a  los 33 años, tiene un récord de  51 cirugías estéticas.

No obstante el propio Rodrigo Alves ha reconocido que está lejos de conseguirlo y comentó con amargura: “Me veo como un muñeco”.

“Sus fosas nasales son tan pequeñas y después de lo que pasó con el estafilococo aureus, este es probablemente uno de los peores resultados y complicaciones que he visto en toda mi carrera”, declaró el cirujano plástico Paul Nassif, según informó People.

El especialista explicó que, debido a que Alves se realizó tres cirugías en un período de entre 12 y 15 meses, tanto el tejido blando como la piel de su nariz se encuentran en muy mal estado.

Videos relacionados

“Tengo ganas de llorar en este momento, pero me estoy aguantando. Estoy realmente muy, muy preocupado (…) Mi nariz estaba perfecta después de la última rinoplastía. Mis amigos nunca tuvieron este problema (…) Así que no dejo de preguntarme: ¿por qué yo?”, dijo Alves tras conocer la terrible noticia. Según ha revelado, el brasileño quiso modificar su apariencia tras ser víctima de bullying cuando era niño. Así, a los 17 años comenzó con las cirugías y no se ha detenido hasta hoy.

Además de las rinoplastías, se ha hecho liposucciones en diferentes partes del cuerpo; se ha puesto implantes en sus pectorales y abdominales; periódicamente se inyecta toxina botulínica y también se ha sometido a tratamientos con células madres, entre muchos otros procedimientos.

Paul Nassif advirtió a Alves que si permite que algún médico vuelva a trabajar en su nariz, las consecuencias serán devastadoras. “Existe una alta posibilidad de que si dejas que uno de esos doctores toque tu nariz ahora, esta se vuelva negra, se muera y se caiga”, enfatizó el cirujano. (ECHA – Agencias)