EEUU: Liberan a iraquí retenido en aeropuerto de Nueva York tras orden de Trump

shadow

 

NUEVA YORK.- Un iraquí retenido en un aeropuerto de Nueva York en virtud de una orden firmada este viernes por el presidente estadounidense, Donald Trump, fue liberado hoy, según anunciaron dos congresistas demócratas.

Los legisladores, Nydia Velázquez y Jerry Nadler, dieron la noticia desde el aeropuerto JFK, a donde acudieron para tratar de asistir a los detenidos.

“Contento de anunciar con Nydia Velázquez la liberación de Hameed Jhalid Darweesh de detención en JFK”, dijo a través de su cuenta en Twitter Nadler.

Según el congresista, hay otros “once refugiados que continúan retenidos” en el aeropuerto.

Darweesh, de 53 años, había obtenido un visado especial para él y su familia tras haber cooperado durante años con las fuerzas armadas estadounidenses en Irak.

A su llegada a Nueva York en la tarde del viernes, su mujer y sus hijos pudieron pasar el control de pasaportes, pero él fue detenido, según sus abogados.

Además de él, fue retenido otro iraquí, Sameer Abdulkhaleq Alshawi, de 33 años, que había obtenido un visado para reunirse con su familia en EEUU, donde su mujer vive como refugiada tras haber trabajado para el Gobierno del país.

En nombre de los dos ciudadanos iraquíes, un grupo de abogados de organizaciones de derechos presentó hoy una demanda ante un tribunal federal de Nueva York exigiendo su liberación y la de otras personas que puedan encontrarse en su misma situación, argumentando que la orden firmada por Trump es anticonstitucional.

La medida ordena la suspensión de todas las acogidas de refugiados durante 120 días para examinar los mecanismos de aceptación y asegurarse de que radicales no pisan territorio estadounidense.

Además, suspende durante 90 días la concesión de visados a todos los ciudadanos de varios países de mayoría musulmana hasta que se adopten procesos de “escrutinio extremo”, algo que es visto por algunas organizaciones como un paso hacia la prohibición de la migración musulmana.

En principio los países afectados son Libia, Sudán, Somalia, Siria, Irak, Yemen e Irán.

Por ahora se desconoce con exactitud cuántos refugiados y migrantes han sido retenidos a su llegada a EEUU en las últimas horas.