EEUU: Liberarán aguas de las represas ante peligro de desbordes tras Harvey (VIDEO)

shadow

 

HOUSTON.- Las autoridades de Texas anunciaron que se liberarán agua de las represas , con lo que se inundará aún más las zonas ya anegadas, ante el peligro de que los diques acumulen más allá de su capacidad y puedan incluso desbordarse.

Esta medida de emergencia de abrir parcialmente se adoptó en momentos que se producen gigantescos anegamientos en Texas donde dos equipos de emergencia ya realizaron 2.000 rescates en Houston, la cuarta ciudad más grande de los Estados Unidos

Los analistas advierten que la devastación causada por la tormenta Harvey en Texas continuaría en los próximos días y la “catastrófica” inundación en Houston podría incluso aumentar con la mano del hombre, ya que las autoridades anunciaron que abrirán el paso del agua en dos diques que se acercaban al máximo de su capacidad.

 El río Buffalo Bayou inundó el centro de Houston,  cuyo nivel está por subir al abrirse parcialmente las compuertas de las represas ante el peligro de desbordes.

El Servicio Meteorológico Nacional indicó que el pronóstico es que las inundaciones más graves se produzcan este miércoles y el jueves, aunque aún no hay certeza sobre la ruta que seguirá Harvey. Unas 30.000 personas tendrán que refugiarse en albergues, según cálculos de las autoridades.

El alcalde de Houston, Sylvester Turner, confirmó que las cisternas de Addicks y Barker deberán permitir el paso de una parte del agua contenida, lo que incrementará el caudal del río Buffalo Bayou y no permitiría que baje el nivel de las inundaciones.

“Si no empezamos a liberarlo ahora, el volumen de agua descontrolada en torno a las represas aumentará y tendrá un impacto mayor en las comunidades aledañas”, explicó previamente el coronel Lars Zetterstrom, comandante del Cuerpo de Ingenieros del Ejército en el distrito de Galveston.

Las cisternas constituyen la pieza principal del sistema de agua potable de la ciudad.

En Houston, donde viven cerca de 2,3 millones de personas, las escuelas, aeropuertos y oficinas estaban cerradas este lunes. Las lluvias afectaron zonas a 240 kilómetros de la ciudad, provocando crecidas en los ríos y paralizando a las plantas petroquímicas que operan en el área.

Este lunes continuaba la inundación por las aguas del río Buffalo Bayou tras las intensas lluvias. (ECHA- Agencias)