EEUU: Más de 1,300 inmigrantes cubanos detenidos al perder trato especial

shadow

 

WASHINGTON.- Al perder el tratamiento especial que les permitía permanecer legalmente en el país, más de mil 300 inmigrantes cubanos, entre maestros, ingenieros y campesinos,  esperan detenidos a que se defina su destino.

“Lo que escuché fueron historias de gente que sentía que literalmente no podía vivir más en Cuba”, comentó Wendi Adelson, directora ejecutiva del Immigration Partnership & Coalition (IMPAC) Fund al diario Nuevo Herald de Miami.

“Muchos dicen que ni siquiera en sus sueños más descabellados imaginaron que Estados Unidos los trataría de este modo. Ellos pensaban que este era un país de libertad y esto era lo que vinieron buscando, vivir sin que el gobierno le tuviera puesta la bota encima y ahora esto”, dijo.

Videos relacionados

Adelson visitó cuatro centros de detención para inmigrantes en Texas—dos en Laredo (Centro de Detención de Laredo y Río Grande), uno en Pearsall (Complejo de Detención del Sur de Texas) y el otro cerca de Austin, solo para mujeres (Centro Residencial T. Don Hutto)—para identificar a cubanos detenidos que necesiten representación legal y habló con 16, en su mayoría hombres.

El migrante cubano José Antonio Batista Silva, rompe en llanto al llegar a Laredo, Texas. Las autoridades le dijeron que estaba entre los últimos en entrar después de que el ex presidente Barack Obama terminase con la política de pies-secos, pies-mojados.

“Muchos me dijeron ‘mira, yo nunca he cometido ningún crimen, no soy un criminal, no soy un pandillero, sólo soy un maestro, un esposo, una persona normal’. Están en un centro de detención para inmigrantes pero para ellos están en una cárcel”, comentó la abogada.

El 12 de enero, y a solo días de dejar su puesto, el ex presidente Barack Obama eliminó la política conocida como “pies secos, pies mojados”.

Considerados refugiados políticos, los cubanos que llegaban a territorio estadounidense, incluso sin visas, podían quedarse en el país y legalizar su estatus.

El anuncio del cambio fue sorpresivo y muchos cubanos quedaron en el camino o incluso tan cerca de EEUU como en los puestos fronterizos de Texas o el aeropuerto internacional de Miami. Algunos pusieron las esperanzas en el nuevo presidente Donald Trump, pero este dejó intacta la medida de Obama.

La Policía de Inmigración y Aduanas (ICE) no dispone de estadísticas públicas de las detenciones o deportaciones a partir del cambio de política del 12 de enero, según explicó un vocero que pidió no ser identificado.

Pero hasta julio del presente año fiscal 1,355 cubanos se encuentran bajo custodia de ICE en centros de detención de todo el país. En marzo eran 651. No sería difícil asumir que la mayoría intentó entrar a Estados Unidos después del 12 de enero.

“Muchos individuos que fueron detenidos quedaron atrapados en un limbo legal porque estaban en tránsito durante el período en que cambió la ‘política de pies secos, pies mojados’ ”, comentó Javier López, presidente de la Cuban American Bar Association (CABA). (ECHA- Agencias)