EEUU modifica sanciones para poder vender productos informáticos a Rusia

shadow

 

WASHINGTON.- El Departamento del Tesoro de EEUU modificó hoy las sanciones para vender productos informáticos a Rusia, entre las que se incluyen ciertas exenciones para el Servicio Federal de Seguridad de Rusia (FSB, antiguo KGB), órgano encargado de otorgar licencias para importaciones tecnológicas.

El anuncio del Tesoro ha provocado especulaciones sobre el hecho de que la medida sea el principio de un progresivo levantamiento de las sanciones económicas a Rusia, algo rechazado por el propio presidente de EEUU, Donald Trump, quien comentó en un acto en la Casa Blanca: “Yo no he suavizado nada (en alusión a las sanciones)”.

Esta prohibición fue establecida en diciembre pasado en la ronda de sanciones aprobadas por el entonces presidente, Barack Obama, como respuesta a los informes de ciberataques por parte de Moscú durante la campaña electoral estadounidense para favorecer a Trump frente a la demócrata Hillary Clinton.

Asimismo, el portavoz de la Casa Blanca, Sean Spicer, restó importancia a la decisión del Tesoro, al señalar que se trataba de una medida de procedimiento habitual.

“Es una práctica bastante común del Departamento del Tesoro, después de que se hayan aplicado sanciones, volver y mirar si hacen falta o no modificaciones específicas para el bien de diferentes sectores, productos y servicios”, afirmó Spicer en su rueda de prensa diaria.

El anuncio del Tesoro se produce después de que este sábado Trump y el presidente ruso, Vladímir Putin, sostuvieron su primera conversación telefónica desde que el magnate juró el cargo, que el mandatario estadounidense calificó como un primer paso para mejorar una relación bilateral que “necesita arreglo”.

Pese a haber afirmado en varias ocasiones previamente que consideraría retirar las sanciones si Moscú colabora con Washington, Trump aseguró el pasado viernes, en una conferencia conjunta con la primera ministra británica, Theresa May, que las sanciones a Rusia debían proseguir.

Al margen de las sanciones de diciembre, Estados Unidos y la Unión Europea (UE) impusieron sanciones económicas en el 2014 a Rusia, que se han reforzado en sucesivas rondas, por anexionarse Crimea y respaldar a los separatistas prorrusos del este de Ucrania en el conflicto civil de este país.