EEUU: Peruana con orden de deportación obtiene un nuevo plazo

shadow

 

DENVER (EEUU).- La peruana Ingrid Encalada Latorre, que iba a ser deportada hoy de EEUU, tiene un mes más para preparar su salida en consideración a que tiene dos hijos pequeños y tras agotar todos los recursos legales a su alcance.

La inmigrante, que llegó hace 17 años a Colorado, necesitaba tiempo para completar el trámite del pasaporte de uno de sus hijos y para terminar el tratamiento de ojos que su otro hijo necesita en el Hospital de Niños local.

“Mi lucha continuará dondequiera que yo vaya, sin importar mi siguiente paso”, expresó Encalada Latorre.

El Servicio de Inmigración y Aduanas (ICE) de EEUU ya había postergado en el 2016 su deportación para que un juez determinara si había recibido asesoría legal adecuada por parte de su abogado por un delito de robo de identidad cometido en el 2010.

Sin embargo, un juez determinó recientemente que el abogado de Encalada Latorre la había representado adecuadamente, pese a que no le informó que ser culpable de robo de identidad y de uso de documentos falsos le impediría quedarse legalmente en el país.

En agosto pasado Encalada Latorre pidió al gobernador de Colorado, John Hickenlooper, que le otorgara clemencia, para que su caso pudiera abrirse una vez más.

Pero este jueves Hickenlooper rechazó la petición al considerar que la persona a quien la peruana le robó la identidad se vio seriamente perjudicada y porque podría sentar un precedente inadecuado con una futura reforma inmigratoria.

Sin embargo, la inmigrante insiste que fue víctima de “malos consejos” por parte de su abogado hace siete años, cuando la instó a declararse culpable.

Lamentó que por eso que las autoridades le negaran ahora “una segunda oportunidad” para quedarse en Colorado.

“Pedimos al Congreso que actúe para detener la división de la familia de Ingrid”, señaló David Poundstone, de la iglesia Mountain View Friends Meeting, en Denver, donde Encalada Latorre estuvo seis meses en santuario.