EEUU:  Racista asesino no llamará testigos para evitar pena de muerte

shadow

 

CAROLINA DEL SUR.- El autor de la masacre racista de Charleston, Dylan Roof, declarado culpable, anunció que no llamará a testigos  ni argumentara enfermedad mental cuando se defienda a sí mismo buscando evitar la pena de muerte.

El supremacista blanco que masacró a nueve feligreses afroamericanos  en el 2015 en una iglesia sureña  confirmó que no llamará a ningún abogado y se representará a sí mismo en la fase de su juicio donde el jurado decidirá si lo sentencia a la pena capital o a cadena perpetua.

“Hasta donde sé, no tengo la intención de ofrecer ninguna evidencia en lo absoluto ni llamar a ningún testigo”, dijo Roof al juez federal Richard Gergel en un tribunal en Charleston (Carolina del Sur), según el diario local The Post and Courier.

“Hasta donde sé, no tengo la intención de ofrecer ninguna evidencia en lo absoluto ni llamar a ningún testigo”

Roof, quien hará entonces su propios alegatos de apertura, también dijo que no buscará argumentar que tiene problemas mentales para que el jurado le perdone la vida.

El juez Gergel le respondió que le parecía “una mala idea” que se defendiera a sí mismo en esta fase del juicio y le recordó que tiene hasta el día en que inicien las audiencias –el 3 de enero– para cambiar de opinión.

Videos relacionados

De acuerdo con el Post, la acusación planea convocar a más de 30 testigos, la mayoría familiares de las víctimas de la masacre.

El 15 de diciembre, el jurado del mismo tribunal lo halló culpable de los 33 cargos de los que se le acusaba, entre ellos crímenes de odio que resultaron en muertes.

En junio del año pasado, Dylann Roof entró a la iglesia metodista episcopal africana Madre Emanuel en Charleston, se unió a un grupo de estudio de la Biblia y poco después inició una masacre donde murieron nueve personas.

Durante la primera fase de su juicio, la corte vio el video de la confesión que hizo Roof tras su arresto al día siguiente del ataque. En ella, el joven justificaba sus acciones como una represalia por los supuestos crímenes cometidos por los negros contra los blancos.

“Alguien tenía que hacerlo porque, sabes, los negros están matando a los blancos todo el tiempo en la calle y están violando a las mujeres blancas”, decía Roof, calmado y sin mostrar emociones, al oficial del FBI que lo interrogaba. (ECHA – Agencias)