EEUU: Senado empieza debate migratorio sin ruta clara sobre los Dreamers (VIDEO)

shadow

 

WASHINGTON/EEUU.- El Senado arrancó este lunes el debate migratorio, con un voto de procedimiento clave, pero sin una ruta clara sobre qué medida votará para la legalización de los Dreamers y el reforzamiento de la seguridad fronteriza que exige a cambio la Casa Blanca.

Con una votación de 97 a favor y uno en contra, el Senado aprobó una medida de procedimiento que avanzó el proceso hacia un debate amplio en el pleno de la Cámara Alta esta semana sobre un mosaico de iniciativas migratorias, que compiten por obtener los 60 votos mínimos para su aprobación definitiva.

La medida adquirió muchos votos más de los 60 necesarios para avanzar a la siguiente etapa del proceso.  El único voto en contra provino del senador republicano por Texas, Ted Cruz.

Con este voto clave, el Senado avanzó a la siguiente fase, con un límite de hasta 30 horas para iniciar formalmente el debate sobre varias medidas concretas, tan pronto como las dos de la tarde hora local de este martes.

Posteriormente, los legisladores podrán someter a voto enmiendas o medidas para la legalización de los Dreamers.

Se trata del primer debate amplio sobre inmigración desde que el Senado aprobó en junio del 2013 una reforma migratoria integral que, sin embargo, quedó sepultada en la Cámara de Representantes por oposición republicana.

El debate se inició a sólo 21 días de que venza el plazo impuesto por el presidente Donald Trump, el próximo 5 de marzo, para que el Congreso logre una solución consensuada al programa de “acción diferida” (DACA) del 2012.

La premura del Congreso se debe a que Trump inició el desmantelamiento de DACA en septiembre pasado, y cerca de 700,000 jóvenes indocumentados afrontarán el riesgo de la deportación una vez que venzan sus permisos.

El debate empezó  en  momentos que reina la desconfianza entre los bandos del debate, mientras activistas del movimiento de los Dreamers destacan la zozobra y el miedo que afrontan los “DACAmentados”.

Esto se debe a que, aunque la Oficina de Servicios de Inmigración y Ciudadanía (USCIS) está procesando la renovación de permisos de DACA por exigencia de un fallo judicial, los Dreamers no se sienten a salvo de estar en la mira de los agentes de Inmigración.

Una enorme traba es que, aunque los legisladores coinciden en que el sistema migratorio requiere una reforma, no hay consenso sobre la mejor manera de hacerlo.

Trump y sus aliados republicanos en el Congreso insisten en que quieren que su plan migratorio sea el que sirva de base para una eventual legislación.

Ese plan se apoya en cuatro pilares: la legalización de 1,8 millones de Dreamers, a cambio de estrategia de $25,000 millones para un muro y mayor reforzamiento contra la inmigración ilegal en la frontera y al interior del país, y una drástica reducción de la inmigración legal. (ECHA – Agencias)

Video relacionado