EEUU: Veinte empresas se suman al boicot general contra Asociación Nacional del Rifle

shadow

 

FLORIDA/EEUU.- Tras la masacre en la escuela de Parkland la semana pasada, una veintena de empresas, entre ellas Best Western, Entreprise Holdings y First National Bank of Ohama, se sumaron al boicot general  contra  la Asociación Nacional del Rifle NRA.

La protesta se basa en que el atentado criminal que dejó 17 estudiantes muertos en la secundaria “Marjory Stoneman Douglas” el pasado 14 de febrero, se registró a manos de Nikolas Cruz, quien tenía problemas mentales y  no debió tener acceso a un rifle de asalto AR-15.

La campaña contra la ANR y  por un mayor control de las armas de fuego es encabezado por sobrevivientes de la matanza en las redes sociales, a través de  “#BoycottNRA”,  en la que activistas cívicos como Michael Skolnik, fundador de “@WeAreSoze”, urgen al público a sumarse a la protesta con sus bolsillos.

Pero la NRA, que da millonarias donaciones a líderes del Congreso, defiende a rajatabla la tenencia de las armas y desempolva tras cada masacre sus argumentos de siempre: “las armas no matan gente”, “hay que armar a los buenos”, y los demócratas quieren eliminar las armas e impulsar una agenda “socialista”.

Esta vez, sin embargo, el clamor popular en las redes sociales, ante el Congreso, y en las legislaturas estatales, se ha escuchado en algunas de las principales empresas multinacionales de EEUU.

En los últimos días, el First National Bank of Omaha anunció que cesaría la emisión de tarjetas de crédito con el logo de la NRA, que además ofrecía a sus miembros un reembolso del 5% en la compra de gasolina y productos deportivos.

“Los comentarios de los clientes nos hicieron revisar nuestra relación con la NRA. Como resultado, First National Bank of Omaha no renovará su contrato con la Asociación Nacional del Rifle para emitir la Tarjeta Visa NRA”, explicó la empresa en Twitter.

El banco nacional fue seguido en la víspera  por Entreprise Holdings, empresa matriz de las compañías de alquiler de coches, Entreprise, Alamo y National, que le suspenderán descuentos.

Asimismo las empresas hoteleras Best Western y Wyndham Hotels se sumaron a la lista de empresas que han respondido a su clientela y, como mínimo, buscan distanciarse de la NRA.

Otras empresas, como Amazon, Fedex, Budget, Hertz y Avis, también afrontan presiones para romper lazos de negocios con la NRA, pero no han anunciado una decisión.

Celebridades de Hollywood, como  la actriz Alyssa Milano, promueven activamente el llamado al boicot nacional contra la organización pro-armas.

Milano y otros productores y actores de Hollywood lanzaron una iniciativa con la etiqueta “#StopNRAamazon” en Twitter para que Amazon elimine de su servicio de canales de video el que produce la NRA, denominado “NRATV”.

La NRA utiliza su canal como medio propagandístico, en el que promueve teorías de conspiración y advertencias contra la confiscación de las armas. Uno de sus anfitriones, Colin Noir, acusó a los medios de comunicación de crear asesinos en serie al mantener un “modelo de negocios” y una presunta fascinación con tiroteos masivos para aumentar sus niveles de audiencia.

La NRA, que cuenta con cinco millones de miembros y fuertes aliados en la industria armamentista, no ha respondido públicamente a las represalias del sector privado, pero mantiene su presión ante el Congreso en contra de más restricciones a las armas.

Otros grupos pro-armas conservadores han amenazado con cesar sus nexos con empresas que cedan a presiones políticas. (ECHA – Agencias)