El fujimorismo busca copar instituciones porque está en su ADN

shadow

 

El fujimorismo busca copar las instituciones del Estado porque está en su ADN, sostuvo el escritor y periodista Álvaro Vargas Llosa, tras referirse a la reciente acusación constitucional presentada por Fuerza Popular en contra del fiscal de la Nación, Pablo Sánchez y cuatro magistrados del Tribunal Constitucional.

-¿Qué cosa te dice la actuación que ha tenido el fujimorismo desde el Parlamento?
-Bueno, a mí lo que me dice es que quieren hacer exactamente lo que hicieron en los noventa y que es evidentemente parte de su ADN, copar las instituciones del Estado.

“Ellos no son una fuerza movida por una cierta idea del Perú, por una cierta doctrina política, por unos fines solidarios o altruistas. Son esencialmente una fuerza populista de derecha cuya finalidad fundamental es el ejercicio autoritario del poder, para eso lo que hay es una obsesión por controlar las instituciones del poder”, declaró en el programa No Hay Derecho de Ideeleradio.

El escritor en ese sentido, sostuvo que es conocida la estrategia del fujimorismo de acoso, cuando alguna institución del Estado le ha hecho frente.

“Cuando el fujimorismo no logra controlar, lo que hacen es entrar en una estrategia de acoso y derribo que es lo que han hecho en esta etapa de gobierno. A las instancias que se les ponían en mente, que no lograban controlar automáticamente eran y siguen siendo objeto de una estrategia de acoso y de derribo, como lo que está pasando con el fiscal de la Nación y con los cuatro magistrados del Tribunal Constitucional”, subrayó.

La población tiene que evaluar su comportamiento

En otro momento, Vargas Llosa dijo que espera que esta actuación hostil de parte del fujimorismo sea evaluada por parte de la población, a la hora de acudir a las urnas. Advirtió que la situación pudo haber sido peor, si el fujimorismo hubiera ganado las elecciones pasadas.

“Quizás lo único reconfortante de todo esto es que la población los ve actuar día tras día, la población está observando de cerca cuál es su conducta, cuál es su comportamiento y yo no dudo que todo esto sea un elemento fundamental de juicio a la hora de acudir a las urnas”, precisó.

“Es decir, ¿qué hubiera ocurrido si las fuerzas democráticas que triunfaron no hubieran ganado? Es muy fácil entender lo que habría ocurrido, basta con ver como se está comportando la mayoría parlamentaria en el Congreso, para deducir lo que hubiera pasado si esta gente hubiera tenido todo el poder”, indicó.

Votamos para preservar las instituciones

Finalmente, instó a la ciudadanía en general a no caer en el chantaje de grupos allegado al fujimorismo, que señalan que los votos a favor de las fuerzas democráticas fueron para la corrupción.

“De manera que no caigamos en la trampa y mucho menos en el chantaje al que están queriendo someter a la democracia, quienes dicen haber votado por los candidatos o las candidaturas democráticas representó un voto por la corrupción no, representó un voto para preservar instituciones que hoy día permiten al Perú conocer, investigar y eventualmente juzgar la corrupción a diferencia que lo que hubiera hecho Fuerza Popular”, acotó.