El fujimorismo está cometiendo errores a una velocidad preocupante

shadow

 

Fuerza Popular está cometiendo errores a una velocidad preocupante que pone en cuestión el tema de la búsqueda de equilibrios democráticos que fortalezcan la salud democrática, afirmó el congresista de Alianza para el Progreso, César Villanueva Arévalo.

Fue al cuestionar la elección de Rafael Rey, José Chlimper y Elmer Cuba como directores del Banco Central de Reserva (BCR).

“Creo firmemente que Fuerza Popular está cometiendo también sus errores a una velocidad que va a ser preocupante. Vas a tener un Ejecutivo débil y vas a tener un Congreso representado por Fuerza Popular que manda en la agenda, entonces sí tenemos un escenario que podría ser preocupante”, dijo en el programa No Hay Derecho de Ideeleradio.

“No nos alegra a la gente que estamos en política que eso pase. […] Cuando es una elección en el Congreso no estás teniendo, por la amplísima mayoría que tiene Fuerza Popular, un debate que permita decir que podemos encontrar equilibrios democráticos que fortalezcan la salud democrática”, refirió.

Fujimorismo perderá apoyo popular

En ese sentido, Villanueva Arévalo cree que estas decisiones políticas harán que el fujimorismo pierda el apoyo popular y que esto motivará la reacción de la población, como las protestas por la elección de los miembros del directorio del Banco Central de Reserva.

“Lo que hace el fujimorismo pierde en estos momentos no está en el Congreso, sino en el congreso popular que es las calles, o sea estás cada vez más promoviendo tus decisiones políticas la reacción de la población”, señaló.

“Estos jóvenes que han salido a protestar por la elección de los directores del BCR, no se está tomando en cuenta que allí hay una semilla que está empezando germinar, y que va a empezar a tener reacción sociales con el tema de los salarios, con el tema de la minería, el tema ambiental, alza de los precios. Son cosas que se van a ir poco a poco articulando”, explicó.

Advirtió que si esa situación de insatisfacción se produce, pierde el país, y políticamente tanto el Ejecutivo como el Congreso, por el lado más vinculado a Fuerza Popular y que alcanza al resto de bancadas.