El Papa saluda a familiares de desaparecidos en la dictadura argentina

shadow

 

CIUDAD DEL VATICANO.- El Papa Francisco saludó hoy a un grupo de familiares de desaparecidos durante la dictadura militar en Argentina, en vísperas de que se celebre mañana el 40 aniversario del golpe militar que en 1976 derrocó al Gobierno de María Estela Martínez de Perón.

Entre las familias de desaparecidos que saludaron al pontífice se encontraban parientes de la modelo franco argentina Marie Anne Erize y también de la religiosa francesa Leonie Duquet.

Hoy, sus hermanos Marie-Noëlle Erize y Marcos Erize y su madre Françoise Tisseau viajaron al Vaticano para encontrarse con el papa Francisco.

Se sentaron, junto con otros familiares de desaparecidos, en la zona preferencial de la audiencia general de este miércoles y, tras la celebración, intercambiaron unas palabras con el pontífice.

“Mi encuentro con el Papa fue muy emocionante, me besó la cabeza y yo le regalé un libro que cuenta la historia de mi hija, desaparecida durante la dictadura. Yo no sé dónde está, pero sé que está en el cielo”, explicó a Efe Tisseau, que describió al papa como “un santo”.

Francisco bendijo a Tisseau y la besó en la frente, según contó su hija Marie-Nöelle Erize, un beso que, le dijo, “lo traslada a todas las madres que han sufrido por haber tenido hijos desaparecidos con la dictadura”.

“Una de las cosas que hemos compartido primero con él es el sentimiento de amor. Él nos ha demostrado eso, nos dio un abrazo y a ella (a Tisseau) la ha besado por los dos lados y ha expresado que él se asociaba al dolor que habían sufrido las madres. No solamente ha sido el beso, sino que en un momento dado juntamos las frentes, nos juntamos los cuatro expresando amor por encima de todo”, describió por su parte Marcos Erize.

Marie Anne Erize fue una modelo y militante de Montoneros, que desapareció en San Juan en octubre de 1976.

mariane erize-montonera

Marie-Nöelle Erize contó que la familia viajó al Vaticano por dos motivos, para tener “un acercamiento con el papa” y también para reclamar Justicia y que “se sepa la verdad de lo que pasó realmente”.

Precisamente mañana los familiares de Erize declararán ante la Justicia italiana por el juicio abierto en este país contra el teniente coronel argentino Carlos Luis Malatto, acusado de delitos de lesa humanidad cometidos durante la dictadura cívico militar en la provincia de San Juan.

Malatto está acusado de participar en el secuestro, torturas, desaparición y muerte de cuatro personas, entre ellas la de Marie Anne Erize, durante los años 1975 y 1977 en Argentina.

En el Vaticano también estuvo presente sor Geneviéve Jeanningros, sobrina de Sor Leonié Duquet, una religiosa francesa que fue torturada y asesinada durante la dictadura militar en Argentina.

En el país es conocida junto con sor Alice Domon como “las monjas francesas”, religiosas de la Congregación de las Misiones Extranjeras de París.

Leonie Duquet fue secuestrada el 10 de diciembre de 1977 por un grupo paramilitar guiado por Alfredo Astiz y llevada a la Escuela de Mecánica de la Armada (ESMA) de Buenos Aires, donde funcionó el mayor centro de detención ilegal de la dictadura, según testimonios de los supervivientes.

En su saludo con el Papa Francisco, sor Genevieve aprovechó la ocasión para preguntar al pontífice si había podido conocer a su tía, a lo que Francisco respondió que “no personalmente”, según dijo a Efe.